A raíz de sus flojas actuaciones Franco Armani quedó en el ojo de la tormenta

0
68

Pese a ser uno de los históricos de River y haber dejado su sello para siempre, Franco Armani parece no transitar su mejor momento en la institución y el último tiempo ha quedado señalado por algunos errores que costaron caros. Principalmente el que cometió el jueves por la noche ante Sporting Cristal que resultó en el único gol del local que, pese a que luego lo pudo empatar, complicó aún más al Millonario en la Copa Libertadores.

En Lima el fallo llegó tras un pase atrás de Robert Rojas, cuando el arquero campeón del mundo con la Selección Argentina recibió una pelota de sobre-pique que no logró impactar de lleno y cayó en los pies del capitán del Cervecero. Yotún no perdonó y tras bajar la pelota de pecho pudo acomodarse a tiempo para romper el cero en el marcador y darle la ventaja parcial a Sporting Cristal.

Si bien no fue concretamente un blooper, el Pulpo tuvo una floja reacción en el doblete del delantero de Belgrano Pablo Vegetti, por la segunda fecha del campeonato local. Además de algunas equivocaciones defensivas de Enzo Díaz, Marcelo Herrera y Milton Casco, Armani no pudo contener ninguno de los remates del atacante del Pirata, que pasaron cerca de su propia anatomía.

Unos días más tarde, el Millonario volvió a visitar Córdoba para enfrentar a Banfield por la semifinal del Trofeo de Campeones. A los 40 minutos del primer tiempo, la Banda iba ganando 1-0 cuando Juan Bizans aceleró con pelota dominada y remató desde fuera del área. Armani tapó el remate, pero el rebote salió largo y el balón le quedó servido a Sebastián Sosa Sánchez, con el arco a su merced. Para fortuna de Demichelis, Robert Rojas llegó a cerrar a tiempo y envió el esférico al córner.

En la Copa Libertadores, el arquero de River la pasó mal tanto en La Paz como en Río de Janeiro. En dos duelos, le convirtieron 8 goles y también tuvo responsabilidad en un par. Contra The Strongest, salió lejos a achicar la recepción de Enrique Triverio al espacio y le terminó cometiendo penal cuando el atacante se dirigía hacia afuera del arco. El equipo boliviano inauguró el marcador desde los 12 pasos y venció a River por 3-1.

En la travesía millonaria a Brasil, Fluminense le hizo pasar un mal rato y lo goleó por 5-1. En el cuarto tanto, anotado por Germán Cano, el Pulpo fue a destiempo en busca de la pelota, no llegó a manotearla y el argentino la mandó a la red.

Por último, uno de los bloopers más extraños tuvo lugar en la fecha 14 del certamen doméstico, contra Atlético Tucumán. Merodeando la mitad del primer tiempo, el árbitro dio la orden de continuar el juego mientras Armani había ido a buscar una pelota en el sector de los carteles. Al mismo tiempo, Estigarribia quedó prácticamente solo y con el arco desprotegido, pero se apuró en definir y terminó enviando el esférico a la tribuna. Un error que, de haber contado con un mayor nivel de efectividad por parte del atacante del Decano, le hubiese costado muy caro al equipo de Demichelis.

Fuente: tyc sports

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here