A un año de su partida, el recuerdo y la enseñanza del Profesor Oreste Edmundo Pereyra

0
460

Hace un año, la cultura bandeña y de la provincia perdía a uno de sus grandes referentes, el profesor Oreste Edmundo Pereyra, quien dejó un gran legado. Su imponente figura, por lo que significaba su nombre para la educación, literatura y teatro hacía pensar que era un hombre inalcanzable, sin embargo su sencillez y vocación intacta de maestro hacía fácil el acercamiento a quien necesitara ampliar sus conocimientos.

Sus escritos, realizados siempre en su fiel compañera la máquina de escribir, fueron magia para muchos cuando se convertían en esos libros que en silencio iba heredando a la sociedad. Sabía de su riqueza pero jamás le interesó figurar, sólo seguía trabajando porque lo hacía feliz.

En el año 2018, llegaron los reconocimientos a un hombre que había dado tanto, fue declarado “Ciudadano Ilustre de La Banda”, “Ciudadano Sanmartiniano” a nivel nacional y “Doctor Honoris Causa” por la Universidad Nacional de Santiago del Estero.

Era tan grande su figura y la simpleza que lo caracterizaba que al dirigirse a los presentes, en los actos correspondientes, señaló: No se cómo expresar lo que mi alma siente, yo de pronto me he encontrado con esta virtud, este honor que bien podrían haber recibido tantas personas que apoyan a la cultura de La Banda. Se lo dedico a mis nietos (razón de mi  existencia) y destaco la figura de mi esposa que gracias a ella soy lo que soy, porque ha sido mi compañera y pilar en cada desafío”.

En tanto en el Paraninfo de la UNSE resonaba la siguiente frase: «Se debe invertir más en educación por un futuro de provecho para las nuevas generaciones».

DEUDA PENDIENTE

La triste noticia de su partida, golpeaba fuerte a esta tierra, la “Cuna de Poetas y Cantores”, se había perdido a un grande, sin embargo las autoridades de la ciudad aún no realizó el homenaje que se merecía, hay una deuda pendiente con quien dejó desinteresadamente un muy rico legado, grandes obras, muchas enseñanzas y sobre todo el ejemplo de saberse y sentirse el «MAESTRO DE TODOS».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here