Acuerdo en Diputados entre el oficialismo y la oposición para que haya sesiones a partir de la próxima semana

0
235

Tras más de un mes sin reuniones presenciales entre oficialismo y oposición por el COVID 19, los jefes de todos los bloques de diputados nacionales mantuvieron una larga e intensa discusión en el Salón Delia Parodi en busca de un amplio acuerdo político. Arrancaron a las 18.30 y pasadas las 22 recién comenzaban a acercar posiciones. De esta manera en lo que queda de la semana se completarán las modificaciones reglamentarias necesarias para que en mayo haya sesiones de modalidad mixta, es decir con los jefes de los bloques sentados en sus bancas y el resto desde sus hogares.

Lo que parecían posiciones irreconciliables no lo fueron. Frente a frente cambiaron los ánimos. Juntos por el Cambio insistió en hacer una sesión exprés presencial e incluso citó para este martes a unos 80 diputados a reunión de interbloque para, de paso, hacer una demostración de fuerza. Tal vez el miércoles hagan un gesto con una sesión en minoría, sin validez legal. El Frente de Todos presentó una batería de argumentos a favor de la modalidad a distancia. El Interbloque Federal en cambio buscó una tercera posición que venían charlando con Sergio massa: una sesión mixta en la que estén presentes quienes viven cerca de Capital o que viajaron hoy o tienen previsto hacerlo mañana y el resto desde sus hogares.

Alrededor de una mesa cuadrada se intercalan barbijos: blancos, negros, uno celeste de Eduardo “Bali” Bucca que ademas de diputado es médico y arrancó el debate proponiendo la sesión mixta. Uno verde estridente de Romina Del Plá y uno multicolor con el que tapa su boca Maximiliano Ferraro, de la Coalición Cívica. Sobre el mantel celeste cada cual tiene una botella de agua y un frasco con alcohol en gel.

A la cabeza sentaron el presidente de Diputados, Sergio Massa, y Alvaro González, vicepresidente primero de la Cámara en representación del PRO junto al secretario administrativo Rodrigo Rodríguez. Por el oficialismo están el jefe del bloque Máximo Kirchner, Cristina Alvarez Rodriguez, Cecilia Moreau y los secretarios Parlamentario, Eduardo Cergnul y el secretario general, Juan Manuel Cheppi.

Por la izquierda también están Nicolás del Caño quien viene pidiendo sesionar desde que se declaró el aislamiento obligatorio y desde Mendoza llegó José Luis Ramón del interbloque Unidad y Equidad Federal.

Juntos por el Cambio tuvo una previa en el despacho de Miguel Bazze, el más grande en el segundo piso del Palacio del Congreso. Allí estuvieron Mario Negri, jefe del interbloque que viajó este lunes en auto, solo y con barbijo, desde Córdoba; Cristian Ritondo, jefe del bloque del PRO; Maximiliano Ferraro, jefe del bloque de la Coalición Cívica; la radical Brenda Austin; Silvia Lospennato que es además integrante de la comisión de Modernización Parlamentaria; el ‘lilito’ Juan Manuel López, el vicepresidente de la Cámara, Alvaro González y el dueño del despacho.

Lejos de los roces de los últimos días, los diputados del principal bloque opositor se mostraron permeables a un entendimiento para sesionar aunque acordaron pedir una modificación reglamentaria que le ponga un corte al peronismo. La idea original de JxC era que el reglamento debería ser muy preciso sobre en qué condiciones se puede sesionar de manera remota, cómo se establece el quórum y las votaciones. Temen el uso que a futuro se le pudiera dar.

En esos intercambios de la tarde hubo quien recomendó pensar en el votante de Cambiemos que exige límites al peronismo en el marco de una crisis que permite al presidente gobernar a través de Decretos de Necesidad y Urgencia.

El fin de semana fue intenso. Un grupo de 15 diputados, entre ellos los que que están alineados con Emilio Monzó, ex presidente de la Cámara durante cuatro años, y el ex ministro Rogelio Frigerio; tres de Evolución el sector de Martín Lousteau y Emiliano Yacobitti y los peronistas lavagnistas del bloque que preside Eduardo “Bali” Bucca presentaron un pedido conjunto de sesión especial, presencial o a la distancia o incluso mixta, para el próximo jueves. “Es la llave para destrabar la situación”, le dijeron a Infobae.

En el Congreso se leyó la movida como un quiebre en la oposición y el allanamiento a la sesión telemática. Tras duros cruces y acusaciones en el chat que comparten los legisladores de Juntos por el Cambio, hubo una aclaración de Evolución. Carla Carrizo, Dolores Martínez y Yacobitti enviaron una nueva carta a Massa en la que rectificaron su postura y se expresaron a favor de una primera sesión presencial para acordar un reglamento y luego sí avanzar en el funcionamiento virtual de la Cámara.

También el PJ hizo su movida y con la firma de su presidente, José Luis Gioja, el Consejo Nacional respaldó las sesiones virtuales. Lo hicieron en un documento con críticas a la oposición: “Los que hasta ayer promovían el voto electrónico, el establecimiento de un Estado casi virtual, sincronizado en planillas de Excel, el Gobierno Digital, la eliminación del papel para trámites administrativos y la suplantación por expedientes digitales, hoy se niegan a abrir el Parlamento Nacional para que los diputados de la Nación sesionen de manera remota”.

Por su parte Massa llegó acompañado de un equipo de especialistas para respaldar el objetivo del oficialismo: sesionar vía teleconferencia. El primero en exponer fue Marcelo Halac, responsable del equipo médico de la Cámara que desaconsejó la realización de una sesión presencial. Dijo que no sería recomendable aún banca de por medio. Sobre el resto de las opciones posibles para mantener distancia le dijo a los periodistas que esperan en el Salón de Pasos Perdidos que eso ya son cuestiones reglamentarias que deben ver los legisladores. Insistió en que sólo la distancia social evita el contagio.

También habló el secretario general, Juan Manuel Cheppi, quien presentó las herramientas de funcionamiento remoto y los convenios celebrados con RENAPER y ARSAT para la identificación biométrica y las garantías de conectividad.

Sobre las medidas sanitarias y de funcionamiento y sobre la asignación de fondos de subsidios a instituciones sanitarias informó el secretario administrativo, Rodrigo Rodríguez, mientras que la diputada de La Cámpora, Daniela Vilar, resumió el debate en la Comisión Especial de Modernización que arrancó la semana pasada y que este martes tiene previsto continuar con el análisis del reglamento a partir de las 14.

También este martes está prevista la primera reunión virtual de la Comisión Bicameral Permanente de Trámite Legislativo. La preside otro camporista, el santafesino Marcos Cleri que viajó desde Santa Fe la semana pasada y hoy se sumó a la reunión de Labor Parlamentaria. Este mismo martes someterá a votación, virtual, los 20 primeros DNU de Alberto Fernández y buscará un dictamen con firma digital. Para hacerlo necesita un acuerdo.

Con ese dictamen la vicepresidenta Cristina Kirchner propondrá a la oposición tener una sesión el miércoles 6 de mayo. Para eso citó a José Mayans, jefe del bloque de senadores del Frente de Todos, y a Luis Naidenoff, de Juntos por el Cambio.

La cita para la que Mayans y Naidenoff viajan desde Formosa está prevista para las 17 en la oficina de la Vicepresidenta. Es un hecho inédito: el primer encuentro que compartirán los tres, solos, y la primera vez en que CFK buscará un acuerdo político en esta gestión. Descuenta que juega a su favor la mayoría del peronismo en el Senado y los argumentos de cuatro de los cinco jueces de la Corte que se expresaron a favor de sesiones virtuales de acuerdo a la interpretación que el Poder Legislativo haga de sus propio reglamento.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here