Adolescentes y jóvenes son los más afectados por las adicciones y el narcomenudeo

Dura realidad

0
128

La adicción a estupefacientes y el narcomenudeo están íntimamente vinculados, afectando mayoritariamente a adolescentes y jóvenes, que cometen delitos para conseguir dinero para comprar la droga o pasan a formar parte de la cadena de comercialización, a pequeña escala, para acceder a ella.

En función de datos recabados en distintas regiones del país, se corroboró que menores a partir de los 15 años y jóvenes hasta los 30, es la franja etaria más comprometida con situaciones de adicción y delincuencia.

En ese sentido, el juez del Tribunal de Impugnación de la Provincia de Salta, Dr. Eduardo Barrionuevo, indicó que “la situación de falta de autodominio, en la que se pone la persona adicta, hace que cometa actos contra la vida de las personas o la propiedad, a los fines de conseguir dinero para sostener su adicción”.

En su visita a Santiago del Estero para dictar una capacitación sobre microtráfico de estupefacientes, dialogó con personal del Área de Prensa del Poder Judicial, oportunidad en la que explicó: “Los delitos como robos y hurtos son los que nos están afectando socialmente y son un valor contrario al de seguridad, que es con el que queremos vivir en la sociedad”.

En lo que respecta a la narcocriminalidad, esto es venta de estupefacientes, el magistrado sostuvo que “nos encontramos con un alto número de mujeres, que ronda el 35% del total, que están detenidas y procesadas. Sin embargo, en hechos violentos contra personas o la propiedad, no es tan habitual que estén involucradas mujeres”.

En otro orden, sostuvo que el tipo de sustancias prohibidas que se comercializan sí se relaciona con el contexto socioeconómico en el que se desenvuelven los adictos. En zonas pobres, el consumo típico es el paco. En los de ingresos medios, es la marihuana, mientras que la cocaína y las drogas sintéticas son usuales en otro nivel de recursos económicos, graficó.

Finalmente, el juez salteño manifestó que “en las pequeñas poblaciones, donde la vida es más sencilla, el problema del microtráfico de drogas no es tan exponencial como en las grandes ciudades, con excepción de las que están ubicadas en zonas fronterizas con Bolivia y Paraguay, que están muy afectadas por todo tipo de tráfico ilegal”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here