Alberto Fernández y Cristina Kirchner festejaron el triunfo del MAS en Bolivia

0
158

Sin resultados oficiales avanzados aún en la mano, Alberto Fernández y la vicepresidenta Cristina Kirchner festejaron hoy el triunfo electoral del Movimiento al Socialismo (MAS) en Bolivia al sostener que la virtual victoria de Luis Arce “no solo es una buena noticia para quienes defendemos la democracia en América Latina; es, además, un acto de justicia ante la agresión que sufrió el pueblo boliviano”, dijo el Presidente.

De esta manera, la Argentina se manifestó muy satisfecha por el regreso de Arce y, por consiguiente, Evo Morales al poder en Bolivia.

“Buen lunes para todos y todas. Felicitaciones a Lucho Arce y David Choquehuanca que, junto a Evo, construyeron en Bolivia un gran triunfo popular. La Patria Grande feliz”, tuiteó Cristina Kirchner al evaluar el resultado electoral preliminar de Bolivia.

Alberto Fernández estaba exultante con la victoria abrumadora que dan las encuestas en boca de urna en Bolivia donde Arce superaría por más de 52% de los votos al candidato de la derecha Carlos Mesa y de esta manera se evitaría una segunda vuelta.

No obstante, los resultados oficiales son muy lentos y hasta ahora se computó apenas el 16% de los sufragios en Bolivia y se estima que recién mañana estarán los resultados finales.

La presidenta interina Jeanine Añez ya felicitó a Arce a pesar de que el conteo preliminar oficial que cosecha apenas el 16% de los votos escrutados le da ganador a Mesa con el 44% de los sufragios contra el 34,6% de Arce. Es más: el candidato de la derecha Creemos todavía no reconoció la derrota ni se comunicó con Arce.

Pero en la Casa Rosada ya dan por descontado un triunfo de Arce y el regreso del MAS al poder. Hasta hoy a la mañana los diferentes referentes del kirchnerismo duro o funcionarios del Gobierno se mantenían cautos ante el resultado de Bolivia ya que el conteo de votos es muy lento. “Hay que esperar”, repiqueteaban desde anoche los kirchneristas a la espera una horizonte más claro. Pero una vez que Alberto Fernández y Cristina Kirchner tuitearon con mensajes de euforia el triunfo de Arce, hubo una catarata de mensajes en la misma línea.

En este sentido, el canciller Felipe Solá se expresó sobre el resultado de Bolivia: “La Argentina no reconoció nunca a los golpistas transformados en gobierno de facto. Hace un año, la decisión de los presidentes @alferdez y @lopezobrador_salvó la vida de @evoespueblo. Recordemos para valorar”, dijo.

Se refería así al apoyo incondicional que tanto la Argentina como México le dieron a Evo Morales. El ex presidente boliviano se encuentra refugiado en Buenos Aires desde diciembre pasado y durante la campaña electoral mantuvo un activo rol para sumar votos en la colectividad boliviana en la Argentina.

En la Casa Rosada creen que el regreso del MAS al poder en Bolivia implicará una suerte de “recomposición del mapa bolivariano» que se había resquebrajado. Esto es: la sumatoria de gobiernos de izquierda en la región como el de Argentina y ahora Bolivia para compensar la presencia de mandatarios de la derecha como Jair Bolsonaro en Brasil, Sebastián Piñera en Chile o Luis Lacalle Pou en Uruguay.

En esa línea de análisis, el presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara de Diputados, Eduardo Valdés, expresó a Infobae que “el triunfo del MAS en Bolivia es una muestra de que la Argentina no está aislada o sola en América Latina”.

Valdés recordó también que junto con Cristina Kirchner, el ex presidente de Paraguay Fernando Lugo y el de Ecuador, Rafael Correa, entre otros, han formado una suerte de grupo de apoyo a Evo Morales y su regreso al poder. El sábado pasado este grupo emitió un duro comunicado en el que acusaron a la OEA liderada por Luis Almagro de haber cometido “un grave error” al no controlar “el fraude electoral” de las elecciones del año pasado en que se dejó afuera a Evo Morales por severas irregularidades en el escrutinio.

El senador del Frente de Todos y presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores, Jorge Taiana, también se sumó hoy a los festejos en Bolivia. “Gran ejemplo del Pueblo Boliviano y de la dirigencia del Mas. Pese a las persecuciones lograron un triunfo electoral que ilumina el futuro de democracia y justicia social en la Región. Renace la esperanza con @LuchoxBolivia y @LaramaDavid. Felicitaciones @evoespueblo. Bolivia de pie”, escribió en su cuenta de Twitter el ex canciller de Cristina Kirchner.

A la vez, desde el kirchnerismo duro, el ex embajador argentino en Bolivia Ariel Basteiro sostuvo: “Triunfazo del MAS! Alegría para #Bolivia y para la región. El poder no pudo sostener la mentira del golpe de estado a @evoespueblo. El pueblo actuó en defensa de su propio futuro y eligió nuevamente al MAS por el 52% de los votos”.

El ex embajador argentino en Bolivia también fue un activo referente del kirchnerismo en la campaña del MAS en la Argentina. Se sabe que el voto de la comunidad boliviana en el país ayudó mucho al voto del socialismo ya que representa casi un 2% del total del electorado con 140.000 votantes y puede ser crucial para alejar a Arce de los votos de Mesa.

De hecho, el encargado de Negocios de la embajada de Bolivia en Argentina, Julio Alvarado Aguilar, denunció ante Infobae una “injerencia manifiesta” del kirchnerismo en la campaña electoral de los bolivianos que residen en la Argentina. El diplomático boliviano había presentado quejas ante la Cancillería por la injerencia de grupos kirchneristas como el Movimiento Evita, la CCC o La Cámpora para ayudar en la campaña del MAS en el conurbano bonaerense.

Desde el Frente Grande que nuclea a dirigentes del kirchnerismo duro alineados con el Instituto Patria de la vicepresidenta alentaron el triunfo de Arce. “Solo el pueblo salvará al pueblo! Celebramos la vuelta a la Democracia en Bolivia! Celebra la Patria Grande! Felicitaciones @evoespueblo y @LuchoXBolivia ! ¡Gran victoria del #MAS», lanzaron en las redes sociales.

En adelante, el Gobierno cree que el regreso del MAS en Bolivia podrá implicar la recomposición de las relaciones con el país vecino una vez que asuma Arce. Es que cuando Evo Morales decidió salir de Bolivia y refugiarse en la Argentina el presidente Alberto Fernández optó por cortar relaciones con La Paz y nunca reconocieron a Añez como presidenta.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here