Alicia Kirchner admitió que no puede pagar los salarios y pidió fondos al Gobierno

0
427

Enfundada en un vestido floreado y muy colorido, Alicia Kirchner fue una de las últimas en llegar a Casa Rosada pero la única que aprovechó la reunión por el proyecto de Ganancias para pedir auxilio financiero para su provincia, agobiada por un déficit de más de 6.000 millones de pesos que tiene paralizada a su administración en los últimos días del año.

Rodeada por el resto de los 21 gobernadores que llegaron este mediodía hasta la Casa Rosada -ausentes Gildo Insfrán, Carlos Verna y Juan Manuel Urtubey, que aquejado por problemas de salud mandó a su vice-, la gobernadora de Santa Cruz aprovechó su tiempo para plantear la delicada situación fiscal por la que transita. Kirchner explicó que no podía pagar los sueldos, aseguró que había reducido el déficit en 500 millones de pesos y que necesitaba la ayuda de la administración central para abonar los salarios de este mes, según confiaron a Infobae asistentes al encuentro, que tuvo lugar en el Salón de Escudos del Ministerio del Interior. En ese sentido, la mandataria deberá afrontar por estas horas la liquidación de los aguinaldos.

«Espero que me vuelva a atender el teléfono, porque dijo que iba a llamarme y no me ha hablado aún», argumentó la gobernadora en un comunicado de prensa previo a la reunión de este mediodía que fue rechazado por el oficialismo. «Ahí estamos», contestó lacónica a este medio cuando salía del encuentro, mientras apuraba el paso para dejar la Casa Rosada. Los ministros Rogelio Frigerio y Alfonso Prat Gay; el vicejefe de Gabinete, Mario Quintana, y el titular de la AFIP, Alberto Abad, fueron los representantes del Gobierno que escucharon los reclamos.

Kirchner planteó sus necesidades financieras en medio de la discusión por el proyecto de Ganancias y ante las masivas protestas gremiales y de empleados estatales que tienen paralizada a su provincia. En las últimas horas, la ex ministra consiguió la aprobación del Banco Central para tomar deuda por 1.500 millones de pesos para hacerle frente a las obligaciones salariales, según publicó el diario Clarín.

Otro de los que planteó alguna discrepancia con la Casa Rosada fue Alberto Rodríguez Saá: según fuentes que participaron del encuentro, el puntano amagó con iniciar acciones legales «por los gastos excedentes» que debería atender su administración con el nuevo esquema de Ganancias. «Tenés el derecho de hacer el juicio que quieras, pero si salía el proyecto de Diputados tenías 1.000 millones menos, ahora es mucho menos», replicó Frigerio.

La reunión formó parte de la ronda de encuentros que el Gobierno comenzó a entablar con los diversos actores para lograr consenso en torno al proyecto que modifica el Impuesto a las Ganancias. Tras la reunión del lunes en el Ministerio de Trabajo, en el que acordó con el sindicalismo, el oficialismo logró arreglar con los gobernadores, previo al cónclave de esta tarde en el Congreso con los líderes de los diferentes bloques parlamentarios. En esa línea, Frigerio y Prat Gay anunciaron el arreglo, por el que la Nación se hará cargo del rojo fiscal de las provincias, acompañados por los mandatarios Alberto Weretilneck, Sergio Uñac, Alfredo Cornejo y Juan Schiaretti.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here