Arrinconado, el Estado Islámico comenzó la evacuación de sus yihadistas en su último bastión en Damasco

0
188
Los milicianos Estado Islámico habrían sido evacuados de Damasco gracias a un acuerdo con el Gobierno

Los yihadistas del grupo Estado Islámico (ISIS, por sus siglas en inglés), arrinconados en un último bolsón de resistencia en el sur de Damasco, comenzaron a ser evacuados este domingo hacia el desierto, según informó el domigno el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos (OSDH).

«Seis autobuses ingresaron en la noche del sábado al domingo en la zona bajo control de ISIS para transportar a los combatientes del grupo y sus familias, antes de partir de madrugada hacia el desierto sirio«, donde este movimiento islámico radical todavía conserva algunos territorios, indicó a la AFP el director del OSDH, Rami Abdel Rahmane.

«Los autobuses están ahora a la altura de la ciudad de Palmira», precisó, y aclaró que se dirigen al este de Siria.

Sin embargo, los medios oficiales sirios han negado la existencia de ningún acuerdo de ese tipo entre el Gobierno sirio y el grupo yihadista. El diario progubernamental Al Watan, por caso, dijo que

Estas primeras evacuaciones ocurren tras la entrada en vigor el sábado de un cese al fuego entre el régimen de Bashar al Assad -que llevó a cabo una amplia ofensiva de un mes contra este último bastión yihadista en la capital- y el grupo Estado Islámico, según el OSDH.

La medida afecta sobre todo a los combatientes del grupo ISIS presentes en el campamento palestino de Yarmuk, que se ha convertido en un barrio de Damasco, y en Tadamun, según el OSDH.

«Esta mañana, otros autobuses han entrado en el campamento de Yarmuk, 26 autobuses ya están estacionados en el interior«, dijo Abdel Rahmane, indicando que «la mayoría de las personas a bordo de los autobuses son, de momento, civiles».

Bashar al Assad junto a Vladimir Putin, en un encuentro celebrado esta semana en la ciudad de Sochi

Bashar al Assad junto a Vladimir Putin, en un encuentro celebrado esta semana en la ciudad de Sochi

El régimen de Assad lanzó el 19 de abril una ofensiva de peso contra el último bolsón del grupo ISIS en el sur de Damasco, para retomar los barrios de Tadamun, Hajar al Aswad, Qadam y el campamento palestino de Yarmuk.

Los enfrentamientos provocaron 62 muertos entre los civiles y 484 entre los combatientes, incluyendo 251 víctimas en las fuerzas leales, según el OSDH.

Si consigue hacerse con los últimos territorios controlados por el Estado Islámico en Damasco, el régimen controlaría la capital y sus alrededor, por primera vez desde 2012.

Con información de AFP

Fuente: Infobae

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here