Asesinaron a un compañero de colegio porque querían saber cómo se siente matar

0
396

Era un buen chico, de los fanáticos de la computadora que saben solucionar cualquier problema relacionado a la tecnología. No era ningún tonto y, como dijo su padre, tenía en claro qué quería de su vida. Tenía buen corazón y por eso cuando dos de sus amigos le mandaron un mensaje pidiéndole ayuda con su CPU, no dudó en ir a darles un mano. Fue la última vez que Sam Poss salió de su casa. La policía encontró su cadáver cuatro días más tarde y los responsables de su muerte fueron dos compañeros de colegio.

Fue una noche de octubre de 2016 en la ciudad de Macon, en el estado de Georgia (Estados Unidos). Según contaron las autoridades al Washington Post. Sam recibió un pedido de ayuda con un videojuego de parte de dos de sus compañeros de colegio (Perry High School) Dakota White y Brandon Warren, de 17 y 18en años en aquel momento.

Invitaron al chico a la casa de los abuelos de White. Llegó, lo hicieron pasar y lo mataron. Lo apuñalaron y estrangularon,luego escondieron su cuerpo en un bosque de la zona.

Las horas comenzaron a correr, la familia de Sam se preocupó, avisó a las autoridades y comenzó la búsqueda. Cuatro días más tarde, la casa del asesinato estaba rodeada de distintos equipos de rescate y varios helicópteros sobrevolaban zona. Acorralado, White confesó.

Contó que junto a su amigo Warren habían hecho un pacto suicida pero, antes de morir querían matar a alguien para saber qué se sentía en ese momento. «Todo se reducía a ver cómo se siente matar a alguien antes de matarnos. No vimos ninguna razón para no hacerlo, estábamos a punto de morir, ¿qué nos importaba?», afirmó White en su declaración.

La causa llegó a la Justicia y esta semana se declaró culpable a Dakota White, que finalmente nunca se suicidó pero condenó su vida a pasar el resto de sus días en la cárcel. La semana que viene comenzará el juicio contra Warren y una vez finalizado se conocerá la sentencia para ambos, aunque su futuro ya parece sellado.

Ante este panorama el abogado defensor de White apeló a explicar el contexto de su vida para intentar lograr algo de clemencia de parte del jurado y el juez. Contó que estaba deprimido hace tiempo, que había dejado el colegio, que su casa era un infierno y su padre estaba en la cárcel por un caso de robo a mano armada.

Motivo por el cual el chico vivía con sus abuelos y fue ese el escenario de la muerte de Poss. También se supo que en redes sociales el chico había anticipado lo que haría: «No me importaría tomar un cuchillo, meterlo en la garganta de alguien y solo verlo asfixiarse con su propia sangre hasta que muera», había publicado en Facebook. y agregó: «¿Quién podría amarte sino el moho que brota de tu frío y triste cadáver?».

«Su joven vida estaba tan llena de oscuridad que pensó que el suicidio era la única opción. Lo que hizo Dakota estuvo mal, pero al final, hizo bien… él confesó su pecado», argumentó el abogado de White aunque no alcanzó para tapar el macabro crimen de su defendido que fue declarado culpable.

Clarín

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here