Asesinato de mujeres en La Plata: el ADN del lugar del crimen no es del karateca

0
234

El resultado del último peritaje no coincide con las muestras genéticas que fueron tomadas a Osvaldo Martínez, el único sospechado por los crímenes de su ex novia Bárbara Santos, de 29 años, la hija de esta, Micaela Galle (11), su madre Susana de Barttole (63) y Marisol Pereyra, de 35 años.

Desde el inicio de las investigaciones, los peritos tomaron distintas muestras para dar con el autor del cuádruple crimen.

Martínez fue señalado como sospechoso tras la declaración de Marcelo Tagliaferro, el remisero que dijo haberlo visto en la casa donde se produjeron los hechos.

En ese lugar, los investigadores analizaron una huella encontrada en el remis que transportó a Pereyra a la casa donde ocurrió la masacre, y además peritaron un palo de amasar ensangrentado, una cuchilla y también muestras de sangre encontradas en las uñas del sospechoso, y huellas de calzado en la escena del crimen.

Asimismo, fueron encontrados otros rastros de sangre en el auto del presunto asesino, quien en la declaración dijo que se trataba de carne que había transportado.

La búsqueda de rastros de ADN se extendio también a un mate, un florero, un espejo del comedor, la tapa del lavarropas y la pileta del lavatorio, según informa el diario El Día. En tanto, y de acuerdo con trascendidos, todas las víctimas fueron apuñaladas tres veces y en el mismo lugar.

Una primera comparación de huellas había mostrado que la huella encontrada coincidía con el número de Martínez.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here