Aumenta la presión sobre el papa Francisco para la urgente liberación de los presos políticos en Venezuela

0
281

Los familiares de los presos políticos venezolanos no aguantan más su angustia. Su última esperanza es una intervención divina o, al menos, del enviado de Dios en la Tierra para los católicos. Por eso, tres mujeres vestidas de negro se encadenaron en la Plaza San Pedro para reclamarle al papa Francisco por la urgente liberación del centenar de presos políticos que el régimen chavista tiene en sus cárceles en condiciones de hacinamiento y maltrato.

El pedido no es casual. Lilian Tintori (esposa del líder opositor Leopoldo López, preso desde febrero de 2014), Mitzy Carpriles (esposa del alcalde Antonio Ledesma, preso desde febrero de 2015) y Antonieta Mendoza (la madre de Leopoldo López) llegaron a las puertas del Santo Padre pues el Vaticano es un actor central en la mesa de diálogo entre el gobierno de Nicolás Maduro y la oposición que se puso en marcha hace ya un mes en Caracas sin arrojar hasta ahora resultados importantes. Uno de ellos es el reclamo por la liberación de los presos políticos.

La protesta comenzó en la noche del domingo y continuará al menos hasta la reunión clave de este martes de la mesa de diálogo, en la que esperan que finalmente se decida la liberación de sus padres, esposos e hijos.

«Lo que nos impulsa a hacer esta protesta pacífica es una decisión de paz, de amor, de solidaridad con más de 100 presos políticos, presos que nunca debieron estar ahí porque son inocentes», dijo Tintori. «El Vaticano está presente en el diálogo en nuestro país. A su Santidad le pedimos que den resultados. Y lo primero que tiene que pasar es la libertad de todos los presos políticos», remarcó.

Durante este lunes, se sumaron al reclamo el diputado opositor Rosmit Mantilla y la militante de los derechos humanos Rosa Orozco, encadenándose frente a la sede de la Nunciatura Apostólica (la representación diplomática del Vaticano) en Caracas. Además, 14 presos políticos iniciaron una huelga de hambre y dos de ellos fueron golpeados por personal penitenciario.

«Tenemos fe de que el Vaticano nos va a ayudar a cumplir con lo que desean todos los venezolanos», dijo Tintori al iniciar esta mañana una cadena de oración frente a la Santa Sede.

«Estamos aquí para pedir justicia y paz, ésta es una acción llena de amor. Tenemos fe en que el Vaticano nos va a ayudar a cumplir con la libertad de los presos políticos», ha señalado Mitzy Capriles, esposa del opositor preso Antonio Ledezma.

Asimismo resaltó que «desde hace dos años y nueve meses» han denunciado ante los diferentes entes internacionales las cientos de detenciones arbitrarias. «Y todos los entes han pedido la libertad» de los presos políticos, aseveró. «¡Basta ya. Queremos libertad!».

Por su parte, Tintori deseó que este martes 6 de diciembre, cuando está prevista la próxima reunión de la mesa de diálogo, sean liberados los más de cien presos políticos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here