Balearon a un almacenero y su esposa mató a uno de los ladrones que ingrearon al negocio

0
179

La casa de la calle Manzanares al 2600 en Virrey del Pino, en la provincia de Buenos Aires, donde también funciona un almacén y kiosko, se convirtió en un escenario sangriento después de que dos ladrones armados ingresaran al comercio fingiendo ser clientes.

“Entraron a robar y le pegaron cinco tiros”, contó a Todo Noticias Alejandra, una vecina. El que recibió esos disparos fue Alejandro Arrejín, que permace en grave estado. Su esposa se enfrentó con los delincuentes y mató a uno de ellos.

“La mujer lo defendió porque sino mataban a toda la familia”, sostuvo la vecina sobre la desesperada reacción que tuvo la mujer de Arrejín de ir a buscar el arma de que guardaban en el dormitorio en un descuido de los delincuentes. Cuando volvió los apuntó con ella y les pidió que soltaran a su marido, pero lejos de deponer su actitud amenazaron con matarla a ella y a sus hijos. Entonces, disparó.

Uno de los ladrones recibió un tiro en el pecho y murió en el lugar. Su cuerpo quedó tirado al costado de un freezer en el interior del almacén y a su lado, la pistola Bersa calibre 9 milímetros sobre la cual pesaba un pedido de secuestro que había usado para el asalto. Hasta ese lugar llegó cuando todavía estaba la policía su familia. “Vinieron a los tiros para llevárselo”, dijo la vecina.

En tanto, la policía busca todavía a su cómplice, que consiguió escapar pero ya fue identificado porque también tenía antecedentes. El almacenero fue trasladado al Hospital Simplemente Evita donde sigue internado. “Está muy grave y lo tienen que volver a operar” señaló la vecina. Sería la tercera intervención.

TN/El Tribuno

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here