Barbie Vélez habló de su violenta relación con Fede Bal

0
395

A una semana de confirmar su separación de Fede Bal, Barbie Vélez estuvo en Intrusos y narró cómo el fueron los episodios de violencia que padeció al lado del hijo de Carmen Barbieri. «Viví una pesadilla, viví cosas horribles. Yo admito mi culpa porque permití, seguí y me enfermé», calificó la actriz.

«Tengo nervios, angustia, vergüenza, no puedo creer estar sentada acá para hablar de esto, no puedo creer haber ido a una fiscalía para denunciarlo, son cosas que no me entran en la cabeza», advirtió la hija de Nazarena Vélez previo a dar detalles de los distintos conflictos que tuvo con su ex.

Los celos en la pareja

«Siempre nos celamos. Desde un principio la relación empezó con muchos celos e inseguridades desde ambos lados. Los dos éramos muy celosos e inseguros. No sé quién fue el primero en revisar el teléfono del otro. Yo nunca había tenido una relación así, una relación enfermiza».

El moretón en la tapa de Gente

«Hice la tapa de Gente para que él supiera que estábamos separados. Yo quería darle un punto final a la relación con la revista. No fui a ningún programa, quería con eso terminar públicamente mi relación con él».

«Me maquillaron en la producción para tapar los moretones. Después de las fotos, me llamó el periodista y me dice: ‘te veo un moretón en el brazo, te tengo que preguntar sobre esto’. Yo le dije ‘no voy a hablar del tema’. No era mi intención especular con esa foto. A Fede lo habían visto en un boliche. Iban a aparecer imágenes de él con otra chica. Hablé con Gente porque no quería quedar como una cornuda».

Las sospechas de infidelidad entre Fede y Laurita Fernández

«Yo ya venía sospechando de una infidelidad. No quiero dar nombres porque hay más personas involucradas. Me venían contando algunas cosas pero nunca terminas de creerlo hasta que no lo ves. En su teléfono vi las conversaciones que tenían. Comprobé que me fue infiel con una chica y con otras personas en el verano».

El último episodio de violencia

«En la madrugada del sábado estábamos hablando por mensajes. Le cuento que estaba con una amiga, con Candela (Ruggieri). Cuando le digo que estoy con ella, él me empieza a decir que era una pendeja, que yo estaba de joda y que él estaba yendo a trabajar a una presencia. Entonces, lo que hago es ir a su casa para que vea que yo no estaba de joda».

«Voy a la casa. Él llega a las 6 am. Al principio me abraza, pero enseguida volvemos a discutir. Él se va al baño, yo agarro su celular. Le revisó los mensajes y veo conversaciones entre la chica y él. Le dije que me explique qué eran esos mensajes. Me niega todo, no me dice nada, entonces agarro el celular y lo tiro al piso. Enseguida voy a busca mi teléfono y le digo que voy a llamar al novio de la chica para contarle todo. Ahí empieza la pelea porque él quería evitar que yo llame».

«Le rompí su célular porque descubrí una infidelidad. Sí, es verdad, pero no le estuve rompiendo toda la casa, ni amenacé con un cuchillo. Me caí sobre el monitor sin querer, se cayó pero ni siquiera se rompió la pantalla como dijo».

«Él me agarró fuerte del brazo y del cuello, me empujó y empezó a pegar contras las paredes para no pegarse a él mismo. Ese viernes sentí que me podría haber matado».

«Ese día él no quería que yo me fuese de su departamento. No quería que no me fuese para evitar que yo llamase a esta persona. Nos fuimos a dormir, nos acostamos. Nos levantamos al mediodía. Él me dice que se va a bañar. En ese momento agarro mis cosas y bajo. Él también baja y me pide que lo acompañe a comprar un celular. Me subo a su auto. Lo acompaño a comprar su celular, él baja, yo me quedo en el auto. La llamo a mi mamá y le digo ‘no sé cómo salir de acá’. Ella me dice ‘bajate del auto sin que te vea y llevate la llave del auto para que no te siga y andate’. Estaba en el asiento del acompañante, cruzo al asiento del conductor, agarro su llave para que no me siga, me tomé un taxi y me fui. Le mandé la llave por su abogado».

El mensaje de Barbie a las mujeres

«No te puedo explicar la cantidad de mujeres que pasan por situaciones parecidas. Me parece que si todo esto sale a la luz, hay que dejar algo en claro: no tener privacidad, no poder salir con tus amigos, alejarte de tu círculo íntimo, todo eso es violencia. No es necesario que te peguen una trompada para que sea violencia».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here