Barrio Río Dulce: Padres de alumnos del Jardín «Madre Teresa de Calcuta» tomaron el edificio

0
469

Padres de alumnos del Jardín Provincial N° 66 «Madre Teresa de Calcuta» del barrio Río Dulce decidieron impedir el ingreso del personal y de los niños ante la inseguridad que viven en el sector y la falta de respuesta de parte de las autoridades por el mal estado del edificio.

Según indicaron los tutores, “este jardín ha sido blanco de varios robos en menos de un año. Es una institución con pocos recursos, donde asisten niños de los barrios La Isla, Río Dulce, El Matadero, El Tuscal y Avenida donde encuentran un espacio de contención. Muchas veces y que el jardín era su espacio de contención con lo poco que las docentes les podían brindar”.

También indicaron que el último acto delictivo se ha producido en febrero y que dejó grandes daños a la institución. “Robaron los inodoros y piletas de los dos únicos baños de los niños, y el de  las docentes, el motor de la heladera, tubos fluorescentes, ventilador de techo, aire acondicionado, sillas pequeñas de los alumnos, juguetes, material didáctico (gomas, tijeras, papel, rodillos, témperas, pinceles, etc), elementos de la cocina (vasos, tazas, olla, hervidor, cuchillos, tenedores, cucharas, etc.), han roto una ventana con sus rejas, vidrios, una mesa y la puerta de una sala”.

Asimismo señalaron que en la actualidad el jardín está en deplorables condiciones y cuenta con una sola aula para recibir a los niños, por lo tanto los turnos de trabajo son de una hora por sala, a falta de sillas y de la mala condición en que ha quedado una de las aulas.

“Desde el Consejo de Educación se nos ha pedido paciencia pero no se puede tener paciencia cuando hay docentes que trabajan de 8.45 a 12.15 sin baño y alumnos que en una hora de clase no pueden ir al baño, deben salir corriendo con su mamá a la casa en caso de necesitar un sanitario”, señalaron los papás.

“Paciencia pide el Consejo y están quitándole el derecho a los niños de aprender. Desde que se los ha notificado sobre el hecho delictivo hasta hoy, no hay respuestas de parte de ellos, ni para cubrir los cables pelados del techo o para arreglar la ventana destrozada, mucho menos para mandar al menos un inodoro. En éstas condiciones los chicos no deben asistir al jardín porque peligra su integridad”, concluyeron.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here