Batahola entre «dealers» deja heridos y otra casa incendiada

1
175

Desde el pasado jueves 1 de enero, los vecinos del barrio Independencia viven tensionados sin saber en qué momento serán atacados. La disputa por el «territorio» entre supuestos «vendedores de drogas» continúan y con el correr de los días las víctimas aumentan. Luego de una noche fatídica, donde los disparos con armas de fabricación casera eran constantes, los residentes de las inmediaciones de calle Dalmiro Coronel Lugones y Segundo Pasaje, del mencionado barrio, se despertaron sobresaltados con el incendio de una vivienda. Se trataría de la propiedad de Pamela Arias, quien en las últimas horas del viernes ya había abandonado su casa, por las constantes amenazas que recibía por parte de familiares de una de las víctimas que se encuentra internada en el Hospital Regional.

Al parecer, una falsa información que sostenía que Ceferino Suárez había fallecido -cabe remarcar que éste se encuentra en estado crítico y fue intervenido en dos oportunidades- sería lo que habría desatado la ira de sus familiares y amigos, quienes tomaron «represalias» con la casa de Arias.

La dueña de la nueva vivienda incendiada (el pasado jueves en horas de la noche quemaron la casa de su mamá), había logrado sacar algunas de sus pertenencias. Según informaron los Bomberos Voluntarios de La Banda a la policía, en el interior sólo había una cama, un coche de bebé y otros objetos de poco valor.

Mientras los bomberos trabajaban arduamente para evitar que la precaria vivienda cayera a raíz de calor de las llamas, cientos de uniformados realizaban «filas de contención» para evitar que los grupos antagónicos continúen agrediéndose.

La calma parecía que comenzaba a reinar en la zona, hasta que una mujer llegó gritando y con un pedazo de madera en su mano, pidiendo ayuda, ya que su nieto adolescente andaba realizando disparos con un arma de fabricación casera.

Nuevamente los móviles se desplegaron por la zona hasta dar con el paradero de la «abuela denunciante». Cuando llegaron a la vivienda, en el interior de la casa estaban encerrados su nieto y la pareja de éste.

Con autorización de la mujer, el cabo Billordo, y junto a los agentes Acosta, Perea y Gutiérrez -en las MT 418 Y 486- ingresaron a la vivienda y redujeron a los dos jóvenes. También llegó al lugar personal de la Seccional 14 -a cargo de subcomirio Ledesma- y se hicieron cargo del procedimiento. En la requisa, la mujer tenía guarda en su cartera los hierros, que usaba su pareja para hacer disparos.

Los jóvenes (identificados como Rosa Belén Martínez (21) y Gastón Francisco Gómez (19), conocido con el alías de «Monito», ambos del barrio Los Naranjos) quedaron alojados en distintas dependencias bandeñas, por orden del fiscal de turno, Dr. Martín Silva.

Cabe remarcar que en la jornada de ayer, personal de la Comisaría 14 logró la aprehensión de dos sujetos, quienes fueron sindicados por los vecinos, como los «entregadores» de las sustancias tóxicas y armas de fuego en la zona.

Además, en poder de éstos, los guardianes del órden secuestraron un automóvil Volkswagen, de color rojo, en el que «repartían» la mercadería.

Fuente: el liberal.

1 Comentario

  1. dijo guari que ahi que hacerlo sufrir peor a todos los jiles que le isieron eso a diego antes de darle una bala en la frente aguanta diego ya va llegar tú justicia amIgo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here