Boca se hizo sentir en las tribunas, Barcelona mandó en la cancha

Copa Joan Gamper

0
243

La única paridad fue en las gradas. Alrededor de 10.000 hinchas de Boca gritaron para que unos 60.000 catalanes se aprendieran parte del repertorio que suena en la Bombonera. Dentro del campo, la diferencia fue notoria. El Barcelona del primer tiempo -con mayoría de titulares- y el del segundo -con más suplentes- nos recordaron la kilométrica distancia entre la liga española y la argentina, por más súper que le carguemos.

¿Fue un papelón de Boca? Alguno probablemente titule de esa manera, demostrando entre otras cosas poca originalidad, pero la actuación fue razonable y hasta dejó algunos aspectos positivos, empezando por el arquero.

Guillermo Barros Schelotto reservó a algunos de sus fijos (Leonardo Jara y Lisandro Magallán ni siquiera entraron) o exigió poco a otros (Carlos Tevez jugó menos de media hora y Emmanuel Mas apenas 15 minutos). Aun así, buscó tomar la iniciativa en los minutos iniciales, se instaló en terreno contrario y generó algunos córners.

El poder ofensivo de los locales se reflejó en ese 2-0 parcial: un latigazo de Malcom -nuevo fichaje- y uno de los tantos golazos que aquí ha convertido Messi, para que Estudiantes (uno en el 2009) y River (uno en el 2015) no se quejen…

Boca podría haber descontado tras una doble chance: tiro de Villa en el palo y salvada de Umtiti sobre la raya ante el posterior remate de Nandez, justo en la última acción del primer tiempo. El descuento hubiera ayudado a que desde la poblada cabecera Sur se gritara todavía más fuerte, de haber sido esto posible.

Ernesto Valverde cambió a los 11 en el segundo tiempo. Se trataría de una falta de respeto llamarlos suplentes. ¿Busquets? ¿Suárez? ¿Rafinha? Sólo Barcelona y un par de equipos más en el mundo tienen tantos recursos humanos. ¿Cómo se armará un mediocampo donde el brasileño Arthur y el chileno Arturo dan la sensación de llevar años en el plantel? Es tema de los culés.

Boca debe ponerse a pensar pronto en los compromisos oficiales que se le vienen. En Argentina y Sudamérica no se va a cruzar con Barcelona. Además, su gente, la que estuvo bajo el sol desde las cuatro de la tarde, le hizo saber que este resultado le importaba un miércoles. O algo parecido.

Fuente: Clarín

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here