Bolsonaro dijo que Bolivia cortó el suministro de gas y le echó la culpa a Petrobras

0
70

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, afirmó que existe un «plan orquestado» en su contra del cual participa la empresa estatal petrolera Petrobras a raíz de la reducción en el orden del 30% de la provisión de gas natural determinada por Bolivia, principal proveedor de ese hidrocarburo.

El comentario fue realizado antes sus seguidores en noche del lunes justamente poco antes de decidir el segundo cambio en la presidencia de Petrobras en 40 días, en el marco de la intención del presidente de atribuirle a la compañía -que depende del Poder Ejecutivo- la política de aumento de precios de los combustibles.

«Bolivia cortó el 30% del gas para nosotros para entregarlo a la Argentina. ¿Cómo reaccionó Petrobras en esta cuestión? El gas, si tenemos que comprarlo de otro lugar, es 5 veces más caro. ¿Quién pagará la cuenta y a quién van a responsabilizar? Es un negocio que parece orquestado para exactamente beneficiar a ustedes ya saben», afirmó Bolsonaro.

Si bien no se refirió a nadie explícitamente, en el diálogo con los seguidores se dio por entendido de que se refería al expresidente y líder opositor Luiz Inácio Lula da Silva, favorito en las encuestas a vencer las elecciones del 2 de octubre, incluso en la primera vuelta electoral, con más del 50% de los votos.

El mandatario desde que asumió en 2019 aplicó una política de precios de paridad internacional con la cual se ajusta al costo internacional el valor de los hidrocarburos en el mercado interno, lo cual ha colocado el precio de la nafta y del gasoil a cerca del 1,70 dólar por litro.

Bolsonaro acusó a Petrobras -cuyo de administración depende de su presidencia- de no frenar los aumentos presionada por los accionistas internacionales.

En ese sentido, el Gobierno anunció la salida del titular de Petrobras, José Mauro Ferreira Coelho, quien llevaba apenas 40 días a cargo de esa función, y su reemplazo por Caio Mário Paes de Andrade, hasta ahora secretario de Desburocratización del Ministerio de Economía.

Ferreira Coelho es el tercer presidente de Petrobras destituido en lo que va del Gobierno de Bolsonaro, iniciado en enero de 2019.

“Varios factores geopolíticos conocidos por todos resultan en impactos no solo en el precio de la nafta y el gasoil sino en todos los componentes energéticos”, explicó el Ministerio de Minas y Energía en el comunicado con que anunció la renuncia de Ferreira Coelho.

“De esta manera, para mantener las condiciones necesarias para el crecimiento del empleo y la renta de los brasileños, es necesario fortalecer la capacidad de inversión del sector privado en su conjunto”, agregó.

Paes de Andrade había sido mencionado entre los candidatos para presidir Petrobras el mes pasado, luego de que el economista Adriano Pires rechazara el ofrecimiento que se le hizo para suceder al general Joaquim Silva e Luna, el anterior presidente de la petrolera desplazado.

Según la nota del ministerio, Paes es licenciado en Comunicación Social con un posgrado en Administración y Gestión en Harvard y una maestría en Administración de Empresas de la también estadounidense Duke University.

“Por lo tanto, el nominado cuenta con todas las calificaciones para llevar a la compañía a superar los desafíos que impone la presente coyuntura, incrementando su capital reputacional, impulsando la mejora administrativa continua y el desempeño creciente de la Compañía, sin descuidar las responsabilidades de gobierno, medio ambiente y, en especial, social de Petrobras”, dice el texto.

La designación de Paes de Andrade debe ser aprobada por el consejo de administración de Petrobras, que el gobierno controla por ser el accionista mayoritario de la empresa.

En lo que va del Gobierno de Bolsonaro fueron removidos de la presidencia de la petrolera Roberto Castello Branco, en febrero de 2021; Silva e Luna, en marzo pasado, y ahora Ferreira Coelho.

Bolsonaro cambió hace dos semanas al ministro de Minas y Energía.

El nuevo titular de la cartera, el economista Adolfo Sachsida, un ultraderechista que calificó al exdictador Augusto Pinochet de comunista en lo político y derechista en lo económico y minimizó los tres siglos de esclavitud en Brasil, anunció que encargó los estudios para privatizar la mayor empresa del país.

Fuente: telam

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here