Cada vez más mujeres eligen no ser madres

0
160

La explicación de este escenario va de la mano de ciertos cambios culturales. Muchas mujeres hoy no centran su vida en criar hijos, sino que prefieren potenciar su perfil académico y desarrollarse profesionalmente. Han caído los viejos mandatos, y por eso la realización personal ya no se basa exclusivamente en el cuidado de la descendencia, sino más bien en cultivar el propio ser.

Datos del Observatorio de la Maternidad basados en las sucesivas encuestas permanentes de hogares muestran que en el último cuarto de siglo la proporción de mujeres en edad fértil que son madres disminuyó en el país (del 46% en 1985 pasó al 43,9%).

No obstante, los especialistas aclaran que Argentina es una nación con muchas realidades diferentes. Incluso la propia ciudad de Buenos Aires tiene números totalmente antagónicos si se compara el norte y el sur. Un ejemplo de ello es que el índice de fecundidad -promedio de hijos por mujer- en Recoleta es 1, mientras que en Lugano y Villa Soldati asciende a 3.

Ana Speranza, directora nacional de salud materno infantil, explica la situación: “En Buenos Aires se ven los dos extremos: mujeres que no tienen hijos porque tienen otros proyectos de vida, o que los tienen de muy grandes, incluso con tratamientos de fertilización. Y por otro lado adolescentes embarazadas, una realidad que se repite y cuyo índice no baja”.

En 1980 el índice de fecundidad era 3,15, y en la actualidad es de 2,36. Pero en la Capital Federal es incluso más bajo: 1,9. Y en la ciudad el número de mujeres en edad fértil que son madres descendió de 47,6% en 1985 a 42,9% en 2010. De hecho, el 30% de las porteñas tiene sólo un hijo, según el diario Clarín.

“Hay menos de 2 hijos por mujer. La ciudad de Buenos Aires es la única jurisdicción del país que está por debajo del nivel de reemplazo”, explica Ariel Karolinski, miembro de la Alianza Argentina para la Salud de la Madre, el Recién Nacido y el Niño (Asumen).

Por su parte Mabel Bianco, presidenta de la Fundación para el Estudio y la Investigación de la Mujer (FEIM), señala que “la disminución del número de hijos se debe a múltiples factores: la mayor escolaridad, el acceso a la información, el uso de métodos anticonceptivos, y el interés de las mujeres en desarrollar sus vidas profesionales y completar su educación”.

Sin embargo, la especialista añade: “En los sectores carenciados social y económicamente esto no es así. Las chicas alcanzan menos niveles educacionales, tienen menos posibilidades de desarrollo personal y por eso para muchas la maternidad es la forma de tener identidad y lograr un reconocimiento en su grupo social y familiar. Porque en ellas el mandato social de la maternidad es muy fuerte”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here