Carlos Tevez revolucionó el barrio Bánfield con su visita al mansero Alito Toledo

0
673

Carlos Tevez revolucionó el barrio Bánfield al visitar, junto a su familia, al mansero Alfredo «Alito» Toledo, con quien compartió un asado antes de regresar a Buenos Aires.

La admiración es mutua, expusieron los protagonistas quienes a pesar de no compartir el amor por la camiseta se respetan y profesan un gran cariño.

En diálogo con LA BANDA DIARIO, el ídolo de Boca reconoció que, «extraña los ‘cortos’ pero aún así está feliz».

Al consultarle sobre su relación con el hincha de River (Alito Toledo) destacó: «Me llevo impresionante. Desde la primera vez que lo vi a Alito me dijo ‘disculpame maestro pero yo soy de River’ y le digo yo no te quiero por que seas hincha de otro, lo hago por como vos llevás la música y Los Manseros. Aquí no hay camiseta y eso es lo más importante en nuestra amistad».

Sobre su admiración por Los Manseros el «Apache» indicó: «Qué tema no me gusta, debería empezar por ahí. Soy muy feliz escuchándolos, me siento parte de ellos».

Finalmente se refirió a Exequiel Zeballos, el jugador bandeño que se destaca en la actualidad en Boca. «Creo que tiene un gran futuro, ojalá siga dándole para adelante».

En tanto Alito no ocultó su emoción por tener en su casa a Carlos Tevez y sólo tuvo elogios hacia su persona, «es muy humilde, es el jugador del pueblo. Estoy contento y orgulloso que visite mi casa».

La ocasión fue propicia para que Carlos Tevez haga entrega de un obsequio a Toledo y agradezca el cariño que le profesaron los bandeños en esta corta visita a la Cuna de Poetas y Cantores.

Durante el almuerzo, el ídolo de Boca Juniors mantuvo una comunicación telefónica con Oscar Esperanza «El Chaqueño» Palavecino. Conversaron varios minutos, en donde el Apache le expresó su satisfacción por estar en La Banda compartiendo un almuerzo con su amigo Alito.

Se debe destacar que «Carlitos» fue muy amable con todos los fanáticos que se dieron cita en la casa de Toledo. En ningún momento dejó de firmar autógrafos en las camisetas que le acercaron.

Incluso, después de comer, salió a saludar a las personas (grandes, chicos, jóvenes, padres y madres con sus respectivos hijos) que estaban ansiosos por ver de cerca a una de las grandes figuras del fútbol argentino.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here