Chile confirmó que el incendio forestal fue intencional

0
227

El incendio forestal que ya ha consumido más de 2 mil hectáreas también ha afectado a 15 viviendas que resultaron quemadas por el alcance del fuego. Las autoridades informaron que el total de evacuados alcanza las 25 mil personas por la posible llegada del fuego a áreas residenciales de Quilpué, en la zona central costera de Chile.

Dos mil hectáreas completamente consumidas por las llamas. 15 viviendas, algunas de ellas residenciales y otras turísticas, miles de personas evacuadas ante el riesgo de propagación del fuego hasta sus casas y un clima que ha hecho más difícil el trabajo para combatir el siniestro. Además, la Corporación Nacional Forestal CONAF y Bomberos de Chile, confirmaron que según antecedentes proporcionados por la comunidad, se trata de un incendio intencional. La justicia chilena abrió una investigación y el propio Presidente Sebastián Piñera anunció una querella criminal contra quienes resulten ser los responsables.

La última actualización fue dada por las autoridades de la Oficina nacional de Emergencia (ONEMI) en el cual se reveló que “se mantienen activos los incendios forestales del sector La Engorda Reserva Nacional Lago Peñuelas y Hacienda Las Palmas 2 y que ha sido consumido una superficie de 2 mil y 70 hectáreas respectivamente.

Además, la entidad detalló que la emergencia ha dejado preliminarmente cerca de 15 viviendas destruidas, entre las que se cuentan casas y cabañas, algunas de las cuales se encontraban deshabitadas por ser de uso recreacional. Por otra parte, la ONEMI entregó detalles del tránsito de la zona, advirtiendo que aún se mantiene interrumpida la circulación de vehículos en ambos sentidos en la ruta 60 CH, la que conecta con la capital, el Troncal Sur, hacia la comuna de Viña del Mar entre otros. “La Intendencia de la Región de Valparaíso, en base a la información técnica proporcionada por CONAF y en coordinación con la Dirección Regional de ONEMI, mantiene la Alerta Roja para las comunas de Valparaíso y Quilpué”, agregó la declaración. Finalmente, añade, “se han habilitado diversos albergues para la población” que en total son 5 hasta ahora.

Tanto la CONAF como las autoridades gubernamentales desplegadas en la zona, declararon que existen pruebas suficientes para confirmar que los siniestros fueron intencionales. Por lo anterior, la fiscalía regional de Valparaíso anunció que el fiscal de Quilpué, Carlos Parra, abrió una investigación para dar con el paradero del o los responsables. “Se han impartido las instrucciones a personal de la Brigada del Medioambiente BIDEMA de la Policía de Investigaciones PDI, a objeto de llevar adelante en el lugar, una vez superada la emergencia, en el punto de origen del mismo, para determinar las causas de este incendio forestal y obtener la mayor cantidad de antecedentes para determinar su intencionalidad y sus eventuales autores”, advirtió.

Por su parte, la gerenta de Protección contra Incendios Forestales de la CONAF, Aída Baldini, dijo lamentar “que este incendio sea intencional, ya que el fuego partió o encendieron el primer foco a las a las 9 de la noche, sabiendo que las aeronaves no pueden volar, no pueden combatir el incendio. Una hora después nos encendieron un segundo foco que pretendía que se uniera, afortunadamente ese foco fue controlado”, declaró.

El Gobierno anunció querella

A través de un video, el Presidente Sebastián Piñera se sumó a las declaraciones de otras autoridades y avisó que se buscará a los responsables hasta las últimas consecuencias. “Tenemos indicios y sospechas de que el origen del incendio fue intencional y por eso hemos presentado una querella criminal para castigar y sancionar en forma ejemplar a aquellos chilenos que están dispuestos a quemar su propio país. Durante todo el día hemos estado siguiendo muy de cerca el incendio que se inició anoche. Afortunadamente no tenemos que lamentar pérdidas de vidas humanas, pero sí tenemos que lamentar que se ha provocado un grave daño en la zona”, declaró el Jefe de Estado.

Por último, destacó el trabajo que realizan las comunidades, los funcionarios de CONAF, bomberos y las policías que trabajan en la zona, advirtiendo que ya se está buscando a los que iniciaron el fuego. “Créanme que los vamos a perseguir, no solo por el daño que se le puede hacer materialmente a las familias, sino que también se pudo haber arriesgado muchas vidas humanas y lo que es peor, cientos y cientos de hectáreas de bosque, de flora y de fauna, que es muy importante para esta región también”, señaló.

El Presidente del Consejo Regional de Bomberos de la Región de Valparaíso, José Molina, declaró que si bien el siniestro “no está controlado”, dadas las difíciles condiciones ambientales y climáticas del terreno y el rápido avance de las llamas, “sí ha pasado el peligro más grande para las viviendas, la población puede estar tranquila”, afirmó.

Por su parte, el ministro del Interior, Rodrigo Delgado, manifestó que si bien no hay un peligro inminente de propagación a las viviendas, aún queda mucho para que el incendio se apague. “Podemos dar certeza de que se seguirá trabajando. Un avión de la Armada se encontrará monitoreando con cámara infrarroja los distintos sectores para vigilar el movimiento del fuego”, señaló.

Desde la mañana de este sábado, en la zona afectada continúan trabajando Bomberos con 61 unidades del país y sobre 450 voluntarios, a lo que se suman también comunidades y los voluntarios y equipos de CONAF, Carabineros y la Armada de Chile.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here