Chile: polémica tras los asaltos a la ministra de Defensa y a un custodio presidencial

0
80
El gobierno de Chile debió reforzar la protección de los principales funcionarios, tras los recientes asaltos violentos a la casa de la ministra de Defensa, Maya Fernández, y a un carabinero miembro del equipo de custodia presidencial, que fue herido de bala, y agregó que continuaba buscando a los responsables de esos ataques.

Los incidentes, ocurridos en la noche del viernes, desataron preocupación en medios políticos y parlamentarios, y abrieron un debate sobre las medidas de seguridad y sobre si se trató de delitos comunes o si hay otra motivación detrás de ellos.

Varios parlamentarios coincidieron en que son necesarias «acciones urgentes» para encontrar una salida frente a la escalada de violencia, mientras que otros afirman que esto es el resultado de las «malas decisiones adoptadas en los últimos años», que reflejan la vulnerabilidad a la que está sometida la población.

En este sentido, el senador Jaime Quintana, por el Partido por la Democracia, afirmó que «no es algo nuevo» y resaltó: «Cuando ello también afecta a personas que cuentan con protección, permite comprender lo vulnerable que se encuentran los ciudadanos de a pie y que enfrentan estos hechos a diario».

Desde la Comisión de Seguridad Ciudadana de la Cámara, el presidente de la instancia, diputado Raúl Leiva, del PS, expresó que «se requieren medidas concretas y efectivas para combatir la sensación de inseguridad y la percepción de impunidad que viene de los vecinos».

El senador Enrique Van Rysselbergue, de la opositora Unión Democrática Independiente, sostuvo que hasta ahora «el Ejecutivo no ha puesto sobre la mesa una plan concreto de acciones para enfrentar esta situación» e instó a que lo presente «a la máxima brevedad un plan robusto de medidas concretas para enfrentar esta grave crisis de seguridad».

El ministro de Prevención del Delito, Eduardo Vergara, sostuvo que «no es suficiente lo que se hace desde el gobierno o Carabineros, la PDI (Policía de Investigaciones) o el rol preventivo de los municipios» y evaluó que para «avanzar se necesita un pacto público privado y con los municipios«.

«Es insólito que una ministra de Defensa de Chile no tenga la suficiente protección en su casa; eso habla también de la relativización que está haciendo este gobierno a la seguridad», dijo, por su parte, el diputado Francisco Undurraga, del opositor Evópoli.

Al igual que el resto de los ministros del gobierno de Gabriel Boric, Fernández tiene escolta, que corresponde a miembros de las Fuerzas Armadas, solo durante actividades y traslados. Una vez que la funcionaria llega a su domicilio, la seguridad realiza una ronda preventiva y se aleja, aunque deben permanecer a 15 minutos de su casa en caso de emergencia, detalló el periódico.

De acuerdo con el exsubsecretario del Interior, Rodrigo Ubilla, la decisión de que haya protección fija en la casa de los funcionarios se «establece a través de un perfil de riesgo que realizan las policías y también se puede asignar a quienes reciben amenazas de muerte o tengan mucha exposición».

Como ejemplo, durante el último gobierno del presidente Sebastián Piñera, solo el mandatario y el Ministro del Interior tenían seguridad en sus domicilios.

El asalto a un carabinero que forma parte del equipo de seguridad del presidente de Chile, Gabriel Boric, y el violento robo en la casa de la ministra de Defensa, Maya Fernández, desató la preocupación de los parlamentarios y abrió el debate sobre las medidas que se deben adoptar para contrarrestar la delincuencia del país.

El viernes pasado, tres personas entraron en la casa de Fernández mientras ella no estaba, maniataron a su esposo, amenazaron a su hijo y robaron un automóvil y otros objetos de valor.

Horas después, un carabinero que integra el equipo de seguridad del presidente Gabriel Boric fue asaltado mientras se dirigía a guardar el vehículo oficial -que le fue robado- y fue abandonado en un descampado con un disparo en el brazo derecho.

Carabineros anunció el hallazgo del vehículo de Fernández a 15 minutos de la casa de la ministra y agregó que continuaba la búsqueda de los autores del delito y se reforzaron las rondas y patrullajes en su zona.

Ámbito

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here