Cómo llega Juan Martín del Potro a su debut frente a Peter Gojowczyk

Wimbledon

0
175

Juan Martín del Potro vuelve al ruedo este martes desde las 7.30 de la mañana de la Argentina, cuando enfrente al alemán Peter Gojowczyk por la primera ronda de Wimbledon 2018. El tandilense llega en pleno crecimiento, luego de regresar a su mejor ranking ATP histórico.

El 1 de noviembre de 2010 Juan Martín del Potro alcanzó el cuarto lugar del mundo. Fue la primera vez que superaba la barrera de los cinco mejores del ranking ATP. Sin embargo, una lesión en la muñeca lo obligó a un parate que por momentos pareció interminable. El tenista tuvo que someterse a tres intervenciones quirúrgicas y llegó a quedar en el puesto 1045 del ranking.

El tiempo empezó a acomodar las cosas y devolverlas a su lugar. Claro que con un gran esfuerzo mediante por parte de Del Potro, afrontando una recuperación que sin tenacidad hubiese sido imposible de lograr. Sus primeros grandes logros posteriores a la grave lesión fueron la Copa Davis con el equipo argentino en 2016 y la obtención de la medalla de plata en los Juegos Olímpicos de Río 2016.

Pero ese fue el comienzo. Delpo fue por más, a pesar de que por momentos debió hacer pausas en su carrera para no arriesgar su físico, y en especial no complicar su muñeca. Su nuevo objetivo es lograr su mejor participación en Wimbledon: el año pasado quedó eliminado en la segunda ronda y su mejor versión la consiguió en 2013, cuando llegó a la semifinal del torneo. En total, participó nueve veces de este Grand Slam.

El debut de Juan Martín será ante el alemán Gojowczyk. En caso de ganar, deberá jugar contra el que se imponga entre el español Feliciano López y el argentino Federico Delbonis.

La Torre de Tandil sabe que está ante una oportunidad importante de seguir escalando en el ranking, esa tabla que lo encontró una vez más en el cuarto lugar, luego de haber alcanzado la semifinal de Roland Garros a fines de mayo. De hecho, su último partido oficial fue aquel cotejo ante Rafael Nadal, en el que cayó por 6-4, 6-1 y 6-2, sin poder llegar a la final.

A pesar de no haber clasificado a la última instancia, Del Potro le sacó el máximo provecho posible al torneo francés. “Jamás lo hubiera imaginado. Cualquier persona que siguió un poco mi recuperación, mi historia y el volver a jugar al tenis nunca hubiera pensado que iba a ser el número 4 del mundo. Yo también lo sentí así, porque era mi cuerpo el que pasaba por momentos duros y hoy me toca estar ahí”, había asegurado luego del partido ante el mallorquín.

Estar en la élite mundial de la disciplina, después de haber peleado tanto por volver a la actividad, no es lo fundamental para Juan Martín: «Desde que volví, el ranking ha estado en un segundo plano. Cuanto más arriba llegue, mejor. Pero ningún número del ranking podrá igualar todo lo que he vivido desde que regresé de la lesión”.

Antes de su exitoso paso por Roland Garros, Del Potro había llegado a los octavos de final de los Masters 1000 de Roma y Madrid. Previo a esos torneos, jugó y perdió la semifinal ante John Isner del Miami Open, días después de consagrarse campeón del Masters 1000 de Indian Wells al superar nada más ni nada menos que en la final a Roger Federer.

Rafael Nadal tiene prácticamente asegurada la continuidad como el número 1 del mundo. Pero de ahí para adelante hay mucho en juego. Y Del Potro sabe que en caso de hacer un buen papel en Wimbledon podrá aspirar a alcanzar por primera vez en su carrera el podio.

El alemán Alexander Zverev es el actual número 3 del mundo y Roger Federer el número 2. En caso de llegar a la final, el tandilense tendrá chances hasta de avanzar dos posiciones y pisarle los talones al español, siempre y cuando ellos no lleguen a las instancias definitivas del torneo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here