Cómo sanciona el Código Penal cuando se libra un cheque sin fondos

Legislación nacional

1
8057

El cheque es una orden de pago incondicional, librada contra un banco, en el cual el librador tiene crédito suficiente que confiere a su tenedor legitimado un derecho literal y autónomo para cobrar el monto por el que fue confeccionado el documento.

Su utilización es sumamente habitual en transacciones comerciales y al ser utilizado de manera irregular se produce un hecho delictivo, por lo que toma intervención el sistema judicial cuando se efectúa una denuncia penal.

En caso de que el librador no tuviera fondos suficientes acreditados en su cuenta corriente o autorización de la entidad bancaria para girar en descubierto, se produce una situación anómala, que es la figura del libramiento de cheque sin provisión de fondos.

En particular, el artículo 302 del Código Penal prevé la hipótesis que esta conducta pueda quedar atrapada por la figura de la estafa, de quien paga con cheques sin provisión necesaria de fondos.

En cuanto a la pena que puede caberle a quien realizara aquella práctica, va entre los seis meses a cuatro años e inhabilitación especial de uno a cinco años.

Sin embargo, la legislación vigente establece aquella posible sanción, siempre que no concurran las circunstancias del artículo 172: “Será reprimido con prisión de un mes a seis años, el que defraudare a otro con nombre supuesto, calidad simulada, falsos títulos, influencia mentida, abuso de confianza o aparentando bienes, crédito, comisión, empresa o negociación o valiéndose de cualquier otro ardid o engaño”.

Esto implica que a pesar de que se configure el delito del libramiento de cheque sin provisión de fondos o autorización para girar en descubierto y no lo abonare dentro de las 24 horas, no se aplica su pena puesto que queda desplazado por la figura de la estafa.

Entre las modalidades delictivas se encuentra el libramiento de cheques que no pueden ser cobrados. La norma protege a los tenedores de cheques que su librador, en el momento de su entrega, sabía de antemano que no iban a ser pagados por presentarse en convocatoria de acreedores, concurso preventivo o quiebra.

En tanto, otra conducta delictiva es el bloqueo de cheque, cuando  se emite un cheque para ponerlo en circulación en el tráfico jurídico y da una contraorden de pago. También se puede mencionar la frustración de cheque, que consiste en librar un cheque e impedir que el beneficiario pueda hacer efectivo el cobro. La consumación se produce cuando el banco no paga el cheque como consecuencia de la actividad maliciosa del agente librador.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here