"Con Los Nocheros no nos volvimos a hablar nunca más"

0
310
Foto: Web

Después de su visita en octubre pasado, el próximo fin de semana Jorge Rojas volverá a San Juan para ser parte de la Cabalgata de la Fe a la Difunta Correa. Que el sábado cantará ante la multitud es un hecho. Pero la idea es que pasado mañana se trepe a un caballo y comparta aunque sea un tramo con el gauchaje, una experiencia que -dice- lo tiene muy entusiasmado.

«Me encantaría. El jueves tengo un show en Salta, pero voy a hacer todo lo posible», comentó en charla con DIARIO DE CUYO el cantante nacido hace 39 años en Neuquén, a quien -luego de la insistencia del gobierno provincial y de acomodar los tantos- los sanjuaninos podrán disfrutar en su mejor momento. Con un disco paralelo junto a sus hermanos Alfredo y Lucio y (Los Rojas, que salió el pasado lunes) y de cara a su primer Luna Park el 29 de abril, Jorge celebrará a fin de mes sus 6 años de carrera solista tras su desvinculación de Los Nocheros. Un viraje con el que también alcanzó el éxito, ese que quedó demostrado en el último Festival de Cosquín, donde batió el récord de convocatoria (aún con el arrasador Chaqueño en la grilla). De todo eso, habló con DIARIO DE CUYO.

– ¿Sos el nuevo rey del folclore?

– (Risas) La verdad es que yo recibo mucho cariño donde voy. Y aunque siempre hicimos esto con mucho cariño y responsabilidad, la gente que me acompaña y yo nos damos cuenta que estamos pasando un momento artístico muy importante…

– ¿Cuál fue la llave que abrió esa puerta?– Creo que hemos logrado la comunicación con la gente, y eso a su vez se logra a través de las canciones, donde uno deposita su forma de ser, de sentir, de pensar, la pasión que uno tiene por lo que hace… Tengo 20 años recorriendo fiestas, grabando discos, trabajando como productor para otros artistas exitosos; y he visto que los momentos llegan a través de los discos y las canciones. En los 12 años que estuve con Los Nocheros -que vivimos cosas importantes- sentíamos que cuando los discos lograban una comunicación, se reflejaba en el momento artístico. Cuando fui productor del Chaqueño también… He vivido momentos difíciles desde lo artístico, que no podíamos remontarla, no encontrábamos el camino; y de repente aparecieron canciones con las que pudimos comunicarnos y eso nos llevó a un momento muy especial… Todo ha ido sucediendo de a poco, la gente ha ido reconociendo tantos años de trabajo, hemos ido creciendo, todo eso reunido nos hace vivir esto. Y cuando aparece, hay que disfrutarlo.

– Sé que le tenés un gran cariño, pero se comenta que «desbancaste» al Chaqueño. Pasó en Cosquín…

– No, tiene que ver con esto que hablamos. En estos años a Cosquín lo coparon Soledad, el Chaqueño, Los Nocheros… y esta vez nos tocó a nosotros, nada más…

– ¿Creés que hay gente que sigue a Rojas porque está de moda?

– Hay un público que es seguidor del folclore y de un artista, pero en momentos como éstos pasa que uno rompe ciertas barreras y llega a gente que no es habitué del folclore, y recibe mucha más gente de la que recibía… He notado en estos dos últimos años que el público se ha renovado… ¡Y bienvenido sea!

– ¿Cuán atrás quedó tu pasado nochero?

– Yo tengo un hermoso recuerdo de esa experiencia. ¡Tengo cada anécdota maravillosa que he vivido con los changos, porque fue tan grande lo que nos pasó! Yo arranqué con Nocheros en agosto del «93 y sólo cuatro meses después éramos consagración de Cosquín y un año después ya teníamos gira nacional, imaginate…

– ¿Los Nocheros fue el trampolín para tu carrera?

– No lo sé, fue todo tan rápido, tan increíble… Yo tenía 22 años y estaba subido a una de las olas artísticas más grandes del país. El éxito y la fama nos pegó una atropellada, te llevaban en un tren a 200 km/h. Y de repente te bajás y te quedás ahí en un andén…

– ¡Y por qué te bajaste!

– (Risas) Porque a veces el éxito no tiene que ser sólo artístico, sino también como persona, como ser humano. Si uno se aferra sólo al éxito artístico, en lo otro te podés quedar vacío…

– Y vos te sentías vacío en Los Nocheros…

– Hubo momentos en lo que nada de lo que hacía me terminaba de completar.

– Kike Teruel dijo a medios nacionales que no tenía relación con vos ni la iba a tener. ¿Te afectó?

– No, porque dijo la verdad y yo siento lo mismo. Desde el último día que cantamos juntos, no hemos vuelto a hablar nunca más. Creo que son etapas que se cerraron. Cuando recuerdo a Los Nocheros desde lo artístico es maravilloso, pero la relación personal es otra… De hecho, se terminó un grupo artístico por lo personal…

– ¿Qué fue exactamente?

– La convivencia es difícil. Después de 12 años había cosas que eran muy difíciles de llevar.

– ¿Nunca pensaste en un reencuentro?

– No, no. Los quiero mucho, pero es muy difícil. No nos volvimos a hablar nunca más.

– Parece un matrimonio, y bravo tiene que haber sido…

– (Risas) Ni más ni menos. Hubo años que teníamos 270 shows al año, estábamos todo el tiempo juntos, y se terminó así, como un matrimonio. La gran disputa fue la tenencia de los chicos (risas).

– ¿Quién se quedó con los éxitos nocheros?

– Ellos, ellos.

– ¿Y qué pensás que sienten cuando ven el tuyo?

– No puedo saberlo.

– ¿Te importa?– La verdad que no. Cerré una etapa y hoy vivo cosas muy lindas, miro para adelante.

– En esa mirada, ¿cómo te gustaría que te encuentren los 40?

– Con las mismas ganas de hacer las cosas mejor cada día, con la familia, con los amigos y con todo ese afecto que nos ha llevado a estar donde hoy estoy.

– Y el cartelito de fenómeno aún pegado en la frente…

– Son momentos, lo importante es saber disfrutarlos cuando están y compartirlos.

Fuente: http://www.diariodecuyo.com.ar/

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here