Coronavirus: el Conicet pone sus recursos a disposición para los test del virus

0
292

Los científicos de Tucumán se pusieron a disposición del Sistema Provincial de Salud (Siprosa). La sinergia entre ellos, incluso, podría ser de gran utilidad para los diagnósticos de coronavirus en estas tierras. Así lo plasmó Augusto Bellomio, un bioquímico doctorado en Ciencias Biológicas que coordina la colaboración entre el Conicet local y el Gobierno frente a la pandemia.

El sábado por la mañana, el profesional mantuvo una reunión por videollamada con los referentes del Centro Científico Tecnológico Conicet NOA-Sur (la delegación en Tucumán, Santiago del Estero y Catamarca) por ese motivo. “Vamos a ayudar en lo que resulte necesario”, resumió Bellomio en diálogo con LA GACETA.

Ocurre que esta semana llegarían a Tucumán los reactivos para diagnosticar coronavirus. El organismo encargado de esa tarea, bajo la supervisión del Instituto Malbrán de Buenos Aires, será el laboratorio central del Siprosa, ubicado en el Hospital de día Néstor Kirchner. Los científicos tucumanos del Conicet aseguran que cuentan con la capacitación y los equipos necesarios para dar más que una mano con esa labor.

-¿Cómo será la colaboración que usted coordina entre el Conicet y el Siprosa?

-Estamos en contacto permanente con Ana María Zamora, la viróloga que dirige el laboratorio central del Siprosa. Le manifestamos que los científicos tenemos la infraestructura, los recursos humanos y los equipos necesarios en los laboratorios de los institutos del Conicet. Contamos con al menos cuatro aparatos PCR en tiempo real, que son los que se utilizan para hacer el diagnóstico del virus. Están en el Proimi (Planta Piloto de Procesos Industriales Microbiológicos), el Cerela (Centro de Referencia para Lactobacilos), el Insibio (Instituto Superior de Investigaciones Biológicas) y la Estación Experimental del Itanoa (Instituto de Tecnología Agroindustrial del NOA). Todos los gabinetes poseen las condiciones de bioseguridad, protección y esterilidad requeridas.

-¿Esos laboratorios no se utilizarán aún para la detección del coronavirus?

-No. El diagnóstico estará a cargo del laboratorio central del Siprosa desde la semana que viene. Pero si llegasen a requerir los aparatos del Conicet, estarán listos y serán brindados de manera urgente. También el personal altamente capacitado. Muchos investigadores y becarios se ofrecieron voluntariamente a colaborar. Siempre bajo la dirección del Siprosa, hay que tener en cuenta que no es lo mismo un laboratorio de investigación que uno de diagnóstico.

-¿Los aparatos son trasladables o deberían habilitarse los espacio físicos de los laboratorios del Conicet si fuera necesario?

-En un primer momento, la idea es colaborar con los aparatos y el personal, pero el laboratorio central del Siprosa es el habilitado. Pensamos que si se llegase a ver desbordado, podríamos colaborar desde el Conicet para que funcione las 24 horas. Ahora bien, si aun así siguiera sobrepasado, podríamos llegar a habilitar de emergencia los laboratorios de los institutos. Llegado el caso, estaríamos en condiciones. La efectividad de los aparatos que tenemos disponibles ya fue probada por el Mabrán.

-Ahora que Tucumán también diagnosticará la enfermedad, ¿podrían contabilizarse más casos? ¿Cree que existe un subregistro?

-No creo que hoy haya un subregistro de coronavirus. El viernes, durante una videoconferencia de capacitación para los testeos, la gente del Malbrán nos dijo que están manejando bien la situación. Es decir, están haciendo todos los análisis que les llegan y que por ahora dan abasto. Pero se espera que haya un repunte del virus una vez que se inicie la circulación comunitaria, que podría ya estar ocurriendo.

Entonces ¿la descentralización de los diagnósticos no se hace porque la capacidad del Malbrán esté al límite en estos momentos?

-Se hace para prever y evitar que eso suceda. Yo creo que la cantidad de casos va a aumentar pero porque habrá personas que se enfermen y no puedan explicar de dónde. Y eso es lo peligroso, hay que evitar que se saturen los laboratorios, las guardias de los hospitales y las terapias intensivas. Aunque sean leves, las personas con síntomas también contagian el coronavirus. Es muy contagioso, por eso no hay que salir de nuestras casas.

-¿Es muy costoso el análisis? ¿Cuánto tardará ahora que se hará en Tucumán?

-Es costoso. Los reactivos que se utilizan fueron desarrollados por un instituto alemán especializado en todos los tipos de coronavirus que surgieron en animales y humanos. La tecnología de diagnóstico que se va a usar aquí es la recomendada por la Organización Mundial y Panamericana de la Salud (OMS y OPS). El análisis lleva tiempo. Ahora tarda más porque se debe transportar en avión hasta Buenos Aires y termina durando hasta 48 horas. Por eso es importante que las provincias lo puedan hacer, que ocurrirá ahora. Una vez que se haga en Tucumán podríamos tener el diagnóstico en 24 horas.

-¿El análisis es 100% preciso o puede fallar? ¿Cómo es el proceso?

-Primero, el análisis lleva aparejado un triple control. Se ve que la calidad de la muestra, que no tenga contaminación y se verifica que el sistema esté funcionando de manera correcta. Hay un control positivo, uno negativo y uno de muestra. Luego, si da positivo a coronavirus, se verifica antes de informarlo. Si da negativo, se investiga qué otra enfermedad puede presentar el paciente. Ahora bien, algunas veces da negativo por la forma en que se produjo la muestra o simplemente porque no se encontró la carga viral necesaria para que la reacción dé positiva.

-¿Eso podría haber ocurrido con la primera paciente de Tucumán, que primero dio negativo y luego positivo?

-Sí, podría haber ocurrido. De hecho, durante el transcurso de la enfermedad hay momentos en los que se manifiesta el positivo con mayor facilidad. Por ejemplo, si el paciente lleva menos de dos días con síntomas puede dar negativo. Si pasan más de 10 días, en cambio, el tipo de muestra que se requiere es distinta y más compleja, a nivel de los pulmones. Es el caso de los pacientes intubados.

-Entonces, en resumidas cuentas, ¿considera que Tucumán cuenta con el equipamiento necesario para el diagnóstico?

-Sí, y también desde el Conicet. Quiero resaltar la importancia de la salud, la investigación y la educación pública. La red nacional de laboratorios, que gracias a Dios funciona, requiere una gran inversión estatal. Esperemos lo mejor, los científicos tucumanos estamos a las órdenes del Siprosa. Estamos en contacto con la ministra de Salud, Rossana Chahla, y con otras autoridades. Mientras, estamos haciendo una lista de todos los equipos y de las personas que podrían participar si fuese necesario.

El Conicet, a la vanguardia nacional

El Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet) es el principal organismo dedicado a la promoción de la ciencia y la tecnología en la Argentina. Actualmente, se desempeñan en el organismo más de 10.000 investigadores, más de 10.000 becarios de doctorado y postdoctorado, más de 2.700 técnicos y profesionales de apoyo a la investigación y aproximadamente 1.300 administrativos. Trabajan distribuidos a lo largo del país en sus 16 Centros Científicos Tecnológicos (CCT), 11 Centros de Investigaciones y Transferencia (CIT), un Centro de Investigación Multidisciplinario y más de 300 Institutos y Centros exclusivos del Conicet y con universidades nacionales y otras instituciones.

La Gaceta

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here