Coronavirus en Estados Unidos: conmoción por la muerte de 13 monjas de un convento

0
288

La alta tasa de letalidad del coronavirus en adultos mayores es una de las certezas que poseen los infectólogos a nivel mundial. También se sabe que el virus tiende a persistir y propagarse con mayor facilidad en lugares cerrados. Estas dos características fueron la clave en la muerte de 13 monjas en un convento en las afueras de Detroit, en Estados Unidos.

Pertenecientes a la congregación de las Hermanas Felicianas, las monjas fueron muriendo una a una en el convento de Livonia, en las afueras de Detroit. Todas las muertes ocurrieron vertiginosamente: a partir del Viernes Santo, 12 de ellas en un mes.

«Una vez que el virus ingresó al convento se propagó. Fue un punto de no retorno», explicó la hermana Noel Marie Gabriel a la televisión local. Al parecer, dos de las religiosas se habrían contagiado en una de sus salidas y habrían llevado el virus al interior del convento.

El covento de Livonia, en las afueras de Michigan, donde fallecieron las 13 monjas. 12 de ellas en un mes
El covento de Livonia, en las afueras de Michigan, donde fallecieron las 13 monjas. 12 de ellas en un mes Crédito: The Global Sisters Report

Todas las mujeres vivían y trabajaban en un predio de 145 hectáreas. Con edades que iban de los 69 a los 99 años, cada una de las religiosas desempeñó a lo largo de su vida un rol hacia la comunidad.

Entre ellas había una directora y una secretaria en la Secretaría de Estado del Vaticano. También, en el grupo, se encontraban una Docente; otra bibliotecaria; la autora de una libro de la historia de su congregación; una organista y una fue enfermera que dirigió viajes de estudiantes en sus misiones a Haití.

De acuerdo al comunicado de The Global Sisters Report, el caso de estas 13 monjas es la peor muerte de mujeres religiosas dentro de una congregación en los Estados Unidos desde la pandemia de Gripe Española de 1918. La comunidad de las Hermanas Felicianas tenía 65 internas antes de la pandemia. Ahora, las sobrevivientes temen no poder volver a estar juntas y experimentan un profundo dolor por las que ya no están.

La Nación

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here