Crece el número de menores de 18 años presos por matar

0
386

«Niños, Niñas y Adolescentes en Conflicto con la Ley Penal» es el título de un censo que hizo el Ministerio de Justicia que relevó la cantidad de menores que están presos en la Argentina. Entre sus conclusiones, se destaca que en el 2014 (último año analizado) hubo en total 1.142 chicos detenidos en institutos por estar involucrados en delitos graves. De ese número, 255 fueron imputados por matar y otros 73, por intentarlo.

Si se compara con los años anteriores, la tendencia es marcada: cada vez son más los menores de 18 años presos por matar. Según el mismo informe hecho el año anterior, reseñado por Clarín, en 2013, el total de menores detenidos era de 935, de los cuales 224 estaban acusados de homicidios. En 2012 la cantidad de chicos internados era 873. De ellos, 181 estaban imputados en homicidios: 74 menos que en 2014.

El trabajo fue realizado por el anterior Gobierno, pero no se habían hecho públicos. La nueva gestión del Ministerio decidió darlos a conocer mientras prepara los resultados del censo del año pasado, que se darían a la luz en abril.

El decreto ley 22.278/80 de la última dictadura militar -que aún rige-, estableció que los presos menores de 16 son inimputables y usualmente se los libera casi de inmediato. Sólo a los que están involucrados en causas muy graves y carecen de contención familiar se les dicta una medida especial de «protección» y quedan detenidos a cargo de un juez de Menores, que es quien analiza su evolución antes de excarcelarlos.

Aquellos que tienen entre 16 y 18 años pueden ser detenidos e imputados sólo por delitos graves (con penas mayores a los 2 años de prisión) y se los puede juzgar cuando cumplen la mayoría de edad. La ley recomienda aplicarles penas leves, pero la Argentina es el único de Latinoamérica en los se han dado casos de menores sentenciados a perpetua.

Entre otros datos, se mostró que la gran mayoría de los menores presos (el 98%) son argentinos y sólo el 2% son mujeres. De los menores presos, sólo 25 terminaron el secundario y 124 ni siquiera concluyeron la primaria. El 88% tiene entre 16 y 17 años, aunque se destaca el caso de un nene de 12 años detenido por homicidio en ocasión de robo.

Por provincias, los resultados mostraron que el distrito con mayor cantidad de menores presos por distintos delitos es la provincia de Buenos Aires, con 610. La siguen Córdoba (162), la Capital Federal (83) y Santa Fe (75). La principal causa de arresto fueron, en 2014, los delitos contra la propiedad: casi la mitad de los chicos presos (593) estaban imputados por robos o tentativas de robo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here