Cristina Elisabet Kirchner: «Es el momento para organizarnos en distintos frentes»

0
375

Un día después de presentarse en los tribunales de Comodoro Py para declarar como testigo en la causa AMIA, la ex presidente Cristina Elisabet Kirchner participó de un homenaje a los detenidos judíos y árabes durante la dictadura militar. Allí pidió unidad y orden para transitar el momento político que vive el país.

«Es un momento para organizarnos en distintos frentes», sostuvo la ex jefa de Estado durante su discurso en la actividad a la que convocaron las organizaciones Llamamiento Argentino Judío y el observatorio El Ojo Moro. «Hay cosas que nos pueden diferenciar, pero uno de los secretos de la organización es encontrar el punto más importante», indicó.

«No podemos dejar que nos envuelvan, nos atrapen y nos encierren», señaló, en un tono efusivo y ante la atenta mirada de ex funcionarios y dirigentes kirchneristas.

En la actividad estuvieron presentes el ex canciller Héctor Timerman, el ex ministro de Defensa Agustín Rossi, los ex legisladores Daniel Filmus y Gabriela Cerruti, el periodista Horacio Verbitsky, Martín Sabatella, Víctor Santa María y los integrantes de Carta Abierta Ricardo Foster y Eduardo Jozami.

La ex presidente habló sobre su gobierno y la evaluación que hizo después de dejar la presidencia. «Creo haber ayudado a que muchísimos argentinos estén mejor. Aquellos que no podían jubilarse, estudiar, tener un trabajo, acceder a la educación, a la salud, a la igualdad y a la identidad de género», afirmó.

«No voy a misa ni me confieso los domingos, pero cuando Dios me llame, me voy a poder poner enfrente y contarle algunas de las cosas que hicimos para que nuestros compatriotas estén mejor», sostuvo la ex mandataria. En ese sentido, agregó: «Creo haber contribuido un cachito con lo que Dios nos impone a todos los cristianos».

Por otra parte, Cristina se refirió a la situación que atraviesa la líder de la Tupac Amaruc, Milagro Sala, que está detenida hace casi un año en la provincia de Jujuy. «En Argentina hay presos políticos», afirmó, y señaló que «su detención es una afrenta al prestigio del país en derechos humanos».

«No hay un solo argentino que pueda decir que esta presidenta, frente a cualquier actitud, aun la más repudiable, no hubiese tenido un gesto de reconocimiento de derechos humanos porque la mayoría opina diferente», aseguró, en referencia a las declaraciones del presidente Macri, quien afirmó que «a la mayoría de los argentinos nos pareció que había una cantidad de delitos importante cometidos por Sala, y que ameritan las causas que tiene abiertas».

La ex presidente también apuntó, sin nombrarlo, contra el senador del Frente para la Victoria Miguel Pichetto que hace un mes aseguró que «las principales villas de la Argentina están tomadas por peruanos y el país incorpora toda esta resaca». Cristina hizo alusión a quienes «expresaron declaraciones xenófobas sobre la inmigración» y dijo que «algunos parecen ser descendidos de los zares de Rusia cuando uno los escucha hablar».

Por último, se refirió a su declaración en la causa AMIA y apuntó contra la Justicia por la falta de culpables después de dos décadas. «Pasaron más de 22 años y todavía no podemos conocer la verdad. Habla muy mal de nuestro sistema judicial y de las instituciones en Argentina», expresó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here