Cristina Kirchner dijo que actuará en forma "heterodoxa" ante la crisis

0
100

En conferencia de prensa en Casa Rosada, Cristina Kirchner aseguró que se estudiará la evolución de la crisis para decidir qué política se adoptará con los vencimientos de la deuda el año próximo, aunque no descartó volver a utilizar reservas excedentes del Banco Central para sus cancelaciones.

«Somos un modelo al que se está mirando, porque lo que está pasando en el mundo se parece mucho a la Argentina en 2001», subrayó la jefa de Estado, tras lo cual dijo que coordinará con su colega de Brasil, Dilma Rousseff, una postura conjunta sobre la crisis para exponer en la próxima reunión del G-20 en Cannes, Francia.

Este año «vamos a terminar de cancelar nuestras obligaciones con el Fondea (Fondo de Desendeudamiento) con reservas del Banco Central, que nos ha permitido tener una solvencia muy importante para poder destinar recursos que se veían afectados al pago de la deuda a la economía real, como los créditos del Bicentenario», remarcó la mandataria.

En un contexto de crisis global, la Presidente dijo que «hablar del año que viene en este mundo de hoy es como hablar de dentro de dos siglos. Cuando tengamos un panorama más claro del mundo, y más claro no porque no lo tengamos claro nosotros, sino porque queremos saber qué van a hacer los otros, va a haber una reunión muy importante en Cannes con el G-20».

«La idea es hablar con Rousseff para llevar también una posición al G-20 acerca de cómo vemos la situación y de lo que creemos deberían ser los instrumentos a adoptarse a nivel global para poder paliar esta crisis, que es, no una crisis de depresión o de recesión, sino de contracción y se habla de reestructurar la deuda como lo hizo la Argentina».

Al respecto, la jefa de Estado sostuvo que «han aparecido artículos mencionando la solución argentina, que es reestructuración de la deuda con una quita importante, porque parte de los acreedores se van a tener que hacer cargo de esta situación, junto con los deudores, obviamente, como fue en el caso argentino».

«Esto no ha sido demasiado publicado en la Argentina, pero nosotros, que leemos no sólo los diarios locales sino también los internacionales, sabemos que somos un modelo al que están mirando, porque lo que está pasando en el mundo se parece mucho a lo que pasó en Argentina en 2001», subrayó Cristina Kirchner.

Y planteó que se verá «cómo se desarrolla ese mundo. En ese sentido hemos sido muy heterodoxos. Hemos adoptado para cada caso instrumentos y medidas especiales, muchas veces incomprendidas».

Entonces, desafió a la oposición a que si «alguno tiene medidas mejores que las que propone el Gobierno para combatir la crisis, o ayudar a que la región se fortalezca, estamos muy gustosos de poder escucharlos, pero que las formulen muy explícitamente».

«Uno de los principales problemas que hoy atraviesa la economía mundial es la inmensa contracción del gasto que han sufrido los sectores populares, producto de la apropiación de la renta y de la formidable concentración de la riqueza que ha habido en todas las economías desarrolladas. No es la única causa, pero ha sido un componente muy importante en esta contracción», explicó.

Sobre el tema, expresó: «Estamos viendo con mucha preocupación que las medidas que se proponen de ajuste van a tender a acentuar y a hacer todavía más gravitante esa contracción del gasto en los sectores vulnerables y, por lo tanto, van a hacer deprimir más la actividad económica».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here