Darío Lopérfido, sobre el procesamiento de Andrea del Boca: «Fue dinero tirado»

0
302

Días atrás, Andrea del Boca fue procesada junto a Julio de Vido y otras personas por defraudación contra la administración pública, acusados de malversar fondos nacionales para realizar novelas de televisión que nunca salieron al aire. En el caso de la actriz –que también fue embargada por 50 millones de pesos-, se trata de Mamá Corazón, realizada con la productora A + A Group SRL.

Darío Lopérfido, ex ministro de Cultura de la ciudad de Buenos Aires, denunció públicamente esto en 2016. En diálogo con Infobae, ratificó sus sospechas y pidió que la causa siga avanzando: «Calculo que hay 300 series. Hubo más de 1.000 millones de pesos del 2014-2015, que hoy es más plata. Fue todo con la misma mecánica», explicó.

Y profundizó: «Se hacía con plata del Ministerio de Planificación, pero se triangulaba con universidades para que hubiera menos control. Se hicieron películas, novelas, series. El Ministerio tenía presupuesto para obras, no para series. Era dinero a mansalva».

Según la investigación, fueron unos $36.582.468 que el Ministerio de Planificación Federal entregó, previa firma de un convenio con la Universidad de San Martín (UNSAM), que intermedió en la operación de giro de fondos.

Por esto, también fueron imputados Carlos Ruta (Universidad de San Martín), Luis Vitullo (ex director general de administración del Ministerio de Planificación), Carlos Schwerdtfeger, Alberto García, Nahuel Billoni Ahumada, Nadia Jacky, Liliana Mazure (ex presidente del Instituto del Cine) y Hugo Nielson.

«Era imposible que todas las novelas salieran al aire. Algunas llegaron. Pero fue dinero tirado. Una malversación de fondos muy grande», sentenció Lopérfido al respecto.

Asimismo, realizó un paralelismo entre los actores involucrados y el gobierno anterior: «La mayoría eran kirchneristas. La lista de los que trabajaron en las series involucradas eran todos K. Se realizó la misma discriminación que con los medios y la pauta».

El ex ministro fue muy duro con la Asociación Argentina de Actores: «Fue cómplice. Me tenía de punto. En un momento fueron respetables pero ahora se convirtieron en una cueva de actores kirchneristas. Son una unidad opositora, no un sindicato que defiende los derechos de los actores».

«Sabía lo que estaba denunciando, tenía mucha información. Todos los que nombré están en la Justicia. Me dijeron de todo, me amenazaron y ahora es una satisfacción frente a la ciudadanía», completó Lopérfido.

Fuente: Infobae

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here