Detuvieron en Uruguay a un belga con unas 21 mil pastillas de «Superman»

0
375
Foo Web

La detención del sospechoso, de 34 años, se concretó ayer por la mañana en el aeropuerto internacional de Carrasco por parte del personal de la Dirección General de Represión del Tráfico Ilícito de Drogas de Uruguay durante un control de rutina a los pasajeros de un vuelo que venía de Madrid, España.

Voceros policiales contaron a Télam que el hombre, identificado con las iniciales O.Z., provenía en un avión de Air Europa que había partido de Ámsterdam, Holanda, e hizo escala en la capital española.

Los efectivos de Tráfico Ilícito, junto con personal de la Dirección Nacional de Aduanas que desempeñan sus tareas en el aeropuerto, inspeccionaron la valija del ciudadano belga.

Según las fuentes, tras la requisa determinaron que el pasajero llevaba en el interior de su equipaje, en un doble fondo, 21.436 pastillas de éxtasis con el logotipo de Superman, por un peso total de 5,080 kilos.

Esta droga es la misma que tomaron los jóvenes que murieron en la fiesta electrónica Time Warp que se realizó el sábado último en Costa Salguero, aunque las pastillas que transportaba el belga son de color azul y no rojo como las argentinas.

Además, en poder del sospechoso secuestraron 180 dólares y 1.230 pesos argentinos, dijeron los voceros.

Los investigadores determinaron que el hombre iba a tomar un barco hacia Buenos Aires y al ser consultado por los pesquisas aseguró que viajaba para visitar a su novia.

Personal del Juzgado de Primera Instancia de 1er. Turno de Ciudad de la Costa dispuso el procesamiento con prisión del hombre.
En tanto, la Junta Nacional de Drogas de Uruguay, que brinda estadísticas desde 2001, informó que el año pasado secuestraron unas 54.300 unidades de éxtasis, divididos en dos operativos.

«El decomiso de esta droga aumenta en verano debido a las fiestas que se llevan a cabo durante ese lapso del año», dijo a Télam un funcionario del área.

El hombre aclaró que Uruguay es un país «de tránsito» y que generalmente son pocos secuestros pero de grandes cantidades, tal cual ocurrió ayer en el aeropuerto de Montevideo.

La fiesta Time Warp se hizo el sábado en Costa Salguero, donde murieron en el lugar Nicolás Becerra (25) y Francisco Ernesto Bertotti (21) por «edema pulmonar y paro cardiorrespiratorio».

El tercer deceso fue el de Bruno Claudio Boni (20), que murió camino al Hospital Rivadavia, mientras que en el Hospital Fernández, fueron infructuosos los esfuerzos para salvarles la vida a Andrés Valdez (22) y Martín Bazzano (22).

Este último joven era de nacionalidad uruguaya y había viajado a Buenos Aires exclusivamente para participar de la fiesta.

Según los medios de su país, Bazzano fue junto a una decena amigos a Capital Federal para festejar el cumpleaños de uno de ellos.

El joven, que murió poco después de llegar al hospital con cuadros de altísima fiebre, era integrante de la Liga Universitaria de Deportes de Uruguay y trabajaba como asistente contable en una firma privada.

En tanto, Micaela Soledad Polivoy (20), Nicolás Laitan (23) y Leandro Agustín Espinoza (19) continúan internados en el Hospital Fernández con «una leve mejoría» pero «en estado crítico», mientras que un adolescente de 17 años que está en el Hospital Rivadavia sigue «evolucionando favorablemente».

Por otra parte, seis integrantes de la Prefectura Naval Argentina fueron pasados a disponibilidad en la fuerza ante supuestas deficiencias en los controles de ingreso a la fiesta.

Fuentes de la investigación aseguraron a Télam que tres de los efectivos pasados a disponibilidad fueron los llamados a declaración indagatoria por parte del fiscal Federico Delgado: el prefecto Alberto Pandiani, el jefe de servicio subprefecto Adrián Álvarez y la cabo segunda Ivana Gómez.

En la causa también están señalados Adrián Conci, dueño de Dell SA, empresa organizadora del evento Time Warp que «no se presentará a la Justicia», según adelantó a Télam su abogado Fernando Burlando al anunciar que apelará el rechazo a la eximición de prisión dictado por el juez Sebastián Casanello.

Fuente: Telam

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here