Donald contó que tiene Parkinson: “Se podrá meter con mi cuerpo, pero no con mi espíritu y mi vida”

0
147

El cantante Donald McCluskey publicó una carta en la que reveló que tiene Parkinson. Su escrito es conmovedor y describe cómo la enfermedad empezó a recrudecer en el último tiempo. “Es galopante, amigos. Cuando empiezo a temblar me cuesta parar”, escribió en el texto que compartió en Facebook.

El intérprete de “Las Olas y el Vieto” aseguró que presenta “batalla día a día” e incluso está realizando terapias alternativas que le producen alivio: “Lo quiero vencer, pero noto que pese a mi resistencia, el mal no cede y no se da por vencido. Gracias a Dios, a la Virgen, a Jesús y a la ciencia, existe un medicamento que calma, que aquieta, que apacigua, disminuye y hasta hace desaparecer completamente los temblores siempre y cuando se observen determinadas condiciones”.

Una de las cuestiones que destacó es cómo su amor por la música lo ayuda a enfrentar la situación y que los temblores se detengan brevemente: “Estar sentado en paz, contento, tocando la guitarra y cantando, ya sea sobre una banqueta en un escenario, o en un sillón de casa, en ambientes amables, amigables (despojados de estrés, enojos, tristeza y/o angustia), me provoca gran alegría”.

En cambio, el malestar comienza cuando intenta realizar algún movimiento. “Ahí se agudizan las tensiones y se trasladan a todo el cuerpo. Para desplazarme de un lado a otro, debo hacerlo agarrándome de lo que encuentre a mano, y con extrema lentitud doy un pasito detrás del otro, hasta que llego a donde me propuse llegar sin contratiempos y sin caerme, aunque tomando seriamente en cuenta, el peligro que significa moverme”, indicó.

Por otra parte, recordó cuál fue el momento en el que se manifestó los primeros síntomas: “Vino la pandemia, el aislamiento, el sedentarismo, la tristeza inesperada que me generó el fallecimiento de mi hermana menor Patricia, que desencadenó se manifestara esto que llevo adentro, desde quien sabe cuando”.

Donald McCluskey no solo se refirió a los temblores, también señaló otros síntomas vinculados al Parkinson como la rigidez y la lentitud en sus movimientos. Y precisó: “Dolorosas contracturas en la espalda, especialmente a la altura de las vértebras dorsales. Pero acá estoy, amigos. Y sigo estando vivito y coleando”.

Además, el artista valoró cómo los testimonios de Esteban Bullrich y Javier Lombardo lo ayudaron a hacer público cómo atraviesa la enfermedad: “Fueron sus valientes declaraciones, contando su lucha contra la enfermedad neurológica que les tocó en suerte padecer a cada uno de ellos. Y a partir de compartir con ustedes lo que me toca vivir cada día, la carga se me hizo más ligera, menos pesada”, manifestó.

Al cierre de esta carta, el intérprete de “Sucundum, sucundum” y “Chequendengue, chequendengue” se mostró muy optimista con la posibilidad de seguir presentándose en público con sus grandes éxitos.

“Sandro cantó hasta el último de sus días, y su gesto valiente y generoso, lo aplaudo vivamente. Sé, amigos, que mientras tenga un hilo de voz para cantar, y flexibilidad en los dedos para tocar la guitarra, seguiré en la palestra y nada ni nadie lo podrá impedir ni evitar, al menos eso es lo que me propongo hacer”, expuso.

Y completó: “Al dichoso Parkinson, no le voy a permitir que me robe el alma. ¡Por supuesto que no! Podrá meterse con mi cuerpo, pero no con mi espíritu y mi vida, que está solo en las manos de Dios bendito”.

Fuente: tn

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here