El encanto del gitano

0
304

_Encontré muchos tipos valiosos en el medio- resalta Musha. Tengo el recuerdo de Sandro. A nosotros nos invitaron a participar de su programa «Querido Sandro» en 1990 por Canal 13 y fuimos a grabar. Además de otros temas que cantábamos, hicimos con él «Penas ya Alegrias del Amor», que por esos días estaba sonando en todos lados. Nosotros cantábamos y él recitaba, porque conocía el poema desde antes que nosotros la grabáramos. La primera impresión buena que me dio fue que al llegar nosotros pidió vernos. Nos llevaron hasta su camarín, donde estaba con su bata roja. Charlábamos, nos dio la bienvenida, porque no nos conocíamos. Me sorprendió su humildad, siendo una figura internacional. Ese momento fue sublime, porque llegas a alguien que admiras y esa persona te trata como colega. Nos pusimos de acuerdo en como íbamos a hacer el tema y después lo grabamos. Nos despidió de una manera muy cariñosa y nos agradeció. Pasaron  unas semanas y era épocas de navidad, cuando me llaman de Docta, porque nosotros habíamos ido con Hernan Rapela. Pasé por la oficina y me entregaron una canasta con productos navideños, con una tarjeta que decia «Muchas gracias por haber sido parte de mi programa, Sandro». Todos estos gestos lo ponen en un nivel muy elevado.

Sandro me ha demostrado que era terrenal. De esos se aprende. Nosotros somos trabajadores de la cultura.  Somos terrenales y la fama es puro cuento, como dice el tango. Con los pares nos tratamos con el mismo respeto desde el más famoso al menos conocido. Aunque no siempre es asi. Una vez se produjo un disgusto con un colega que no es del género folklórico, que tenía  un programa de televisión y nos invitaron a grabar. Legamos y grabamos los temas, nos recibió su representante, nos dio la bienvenida  y nos atendió.

Una vez que terminamos nos despidieron. Y la artista, que era la conductora del programa y estaba en el control, no vino ni siquiera a saludarnos. me quedó una sensación muy fea, son proceres que no corres´ponden.

Fuente El Libro de Oro de Los Carabal

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here