El Festival de la Chacarera más santiagueño que nunca

0
1212

El Festival de La Chacarera abrió la 46° edición con una interesante propuesta de artistas locales que generó la aceptación del público  que de a poco se fue sumando al encuentro que se desarrolló en Old Lions.

Los primeros en llegar tuvieron la oportunidad de participar de las clases gratuitas que brindaron los profesores Miguel Serrano y Adela Vignais de Saavedra.

El Ballet “La Chacarera” dirigida por Humberto Romano Marucci desplegó una colorida puesta que fue celebrada por el público que luego disfrutó de las actuaciones de Germán Marco y la reconocida cantante bandeña Jovita Subire.

La nueva propuesta de la emblemática familia Carabajal  fue Herencia Bandeña, integrada por los hijos de Graciela Carabajal, quienes interpretaron temas de autoría del Padre de la Chacarera.

Luego fue el turno del dúo Carabajal-Cáceres  que invitó al bailarín Coquito Lastra a desplegar  todo su talento en el escenario; y Dani Carabajal con nuevas propuestas.

Uno de los momentos más emotivos fue la presentación de Juan Carlos Carabajal y el Rejunte. En la ocasión, quien fuera el conductor del emblemático programa “Santiago, Guitarra, y Copla” invitó al público a recordar los grandes éxitos del cancionero popular que lo tuvo como autor junto a Jacinto Piedra, Onofre y Martín Paz, Carlos Carabajal, entre otros.

Posteriormente el aire nuevo del folclore estuvo representado por Salitral y Musikeras que se ganaron un espacio en el festival.

La primera gran ovación fue para Horacio Banegas, quien junto a sus hijos “Jana” y “Mono” fueron el deleite del público que cantó a viva voz cada uno de sus temas.

Más Chacarera

Con la presentación de Martín Reynoso se le brindó un homenaje al recordado Guillermo “Fatiga” Reynoso, el último vidalero.

La magia de la chacarera se hizo presente nuevamente en la voz de Roxana Carabajal, quien expresó su emoción de presentarse una vez más en “el festival creado por mi papi Carlos Carabajal”.

Con mucho profesionalismo, la “Astilla” de la familia Carabajal  pudo brindar su show pese a los problemas técnicos que se presentaron, ya que el sonido no estuvo a la altura de las circunstancias. Pese a ello, el público bailó y disfrutó de  su propuesta bien festivalera.

El cierre del festival estuvo a cargo del músico bandeño Néstor Garnica, que embrujó a los presentes con la magia de su violín.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here