El FMI advirtió que la segunda ola de covid-19 debilita el rebote de la economía mundial

0
123
La economía mundial se está recuperando de la crisis generada por la pandemia del nuevo coronavirus, pero hay señales de que está perdiendo impulso en algunos países por el auge de un segunda ola de infecciones, dijo ayer el Fondo Monetario Internacional (FMI) en un informe elaborado para la cumbre virtual del Grupo de los 20 (G-20) del fin de semana.

El reporte, publicado antes de las reuniones entre ministros de Finanzas y los jefes de Gobierno y Estado de los países clave de la economía mundial, destacó la naturaleza dispar de la recuperación global y advirtió que la crisis posiblemente dejará estragos profundos y una mayor desigualdad.

En una publicación separada, la directora gerente del FMI, Kristalina Georgieva, puso de relieve lo que calificó como “progresos significativos” en el desarrollo de las vacunas para frenar el virus, que ha causado la muerte de 1,3 millones personas en el mundo y derivó en la pérdida de decenas de millones de empleos.

“Pese a que una solución médica a la crisis está a la vista, el camino para la recuperación económica sigue siendo difícil y propenso a los retrocesos”, advirtió.

Georgieva instó a los países del G-20 a actuar rápido y de manera unificada para entregar un flujo constante de apoyo financiero y garantizar que estén disponibles suficientes vacunas en el mundo.

El FMI mejoró en octubre sus previsiones sobre la contracción mundial a 4,4% para este año, con la expectativa de que la actividad global rebote 5,2% el año que viene, aunque advirtió que el panorama en muchos mercados emergentes había empeorado.

Georgieva dijo que los datos recibidos desde entonces reafirmaron el ritmo de recuperación, ya que Estados Unidos y otras economías avanzadas han reportado una actividad mejor a la esperada en el tercer trimestre. Sin embargo, indicó también que los datos más recientes sobre los sectores de servicios –que funcionan en base a contactos estrechos entre las personas– apuntan a una desaceleración en las economías donde la pandemia está rebrotando, sobre todo en América del Norte, Europa y, más recientemente, Brasil.

Si bien los gastos fiscales y políticas de relajamiento monetario por casi 12 billones de dólares evitaron resultados peores, la pobreza y la inequidad están aumentando y es necesario proveer más respaldo financiero, dijo el FMI.

Los rebrotes y las restricciones a la movilidad de las personas, junto con las demoras en el desarrollo y la distribución de vacunas, podrían reducir el ritmo de crecimiento, elevar las deudas de los gobiernos y deteriorar las perspectivas económicas.

“El repunte de las infecciones es un poderoso recordatorio de que una recuperación sostenible no puede ser lograda salvo que derrotemos a la pandemia en todos lados”, indicó Georgieva, efectuando un llamado a los países a cooperar para asegurar que el suministro de vacunas, pruebas y medicinas sea el adecuado.

La jefa del FMI también instó a que haya esfuerzos multilaterales para la manufactura, la compra y la distribución de recursos médicos, especialmente para los países pobres.

“Esto también implica eliminar las recientes restricciones comerciales para el equipamiento médico, incluyendo aquellas relacionadas con las vacunas”, indicó Georgieva.

Ámbito

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here