El largo camino a la tan ansiada apertura del Renzi

0
187
(Foto: Jorge Llugdar)

El 27 de agosto de 2004, mientras se celebraba el Día de la Cultura Bandeña se anunció oficialmente  el cierre de la operación para la compra del futuro Cine Teatro Municipal Renzi. De inmediato, se llamó a licitación pública para que se realicen todos los trabajos de manera de adecuar la infraestructura.

El acuerdo con los propietarios del ex cine comprendía una entrega de veinte mil dólares y diez cuotas de tres mil quinientos dólares.  En ese entonces el intendente indicaba: «Fue un precio muy inferior al solicitado por los dueños y gracias a las negociaciones pudimos hacer realidad el sueño de muchos bandeños».

Un 3 de mayo de 2005 se daba por iniciada la obra de remodelación y el 15 de julio de 2006 los técnicos encargados del rediseño anunciaban que los trabajos concluirían en marzo de 2007.

Cinco años más tarde, el jefe comunal de La Banda anunció que en mayo de 2012 se concretaba la inauguración del Cine Teatro Municipal Renzi.

«Hemos demorado un poco más de lo previsto, sin embargo se ha respetado una historia de casi 100 años, conservando su estructura originaria, sumándole nuevos cuadros de modernidad, mayor tecnología en cuanto a luminotecnia, sonido y confort”, señaló Ruiz.

Pasaron muchos años;  críticas a favor y en contra; opiniones diversas en torno a la refuncionalización  de este espacio cultural; pero en ese tiempo también se generó una gran expectativa principalmente en aquellas personas que supieron disfrutar del Cine ya que nace la oportunidad de revivir esos momentos pasados.

A ellos se les suman las nuevas generaciones que  quizás no dimensionan la importancia que tuvo el Renzi en su época de esplendor y sólo quieren disfrutar de un nuevo espacio moderno en la ciudad.

El Cine Renzi, más allá de las autoridades municipales de turno, fue, es y será parte del “paisaje” de La Banda, por ello sus cimientos soportaron pacientemente el paso del tiempo; luego a muchos obreros trabajando para poder abrir sus puertas a su gente, como la primera vez allá en 1917.

Historieta de Marcelo Noriega.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here