El oficialismo suma nuevos apoyos en Diputados para aprobar el Presupuesto

0
112

Tras el contundente triunfo electoral del 23 de octubre, el gobierno puso el foco en la aprobación del Presupuesto 2012 en el Congreso de la Nación, algo que no pudo lograr el año pasado ante la falta de acuerdo con la oposición.

Ahora, todo parece indicar que el camino será más sencillo, ya que varios legisladores no kirchneristas han dado señales en los últimos días de que facilitarán el tratamiento del proyecto. La idea del oficialismo es lograr la aprobación antes del recambio legislativo del 10 de diciembre.

Y para eso, ya recibió el guiño de los diputados pertenecientes al denominado Peronismo Federal, en claro proceso de desintegración.

En principio, los 6 diputados que responden a Felipe Solá ya anunciaron que votarán la Ley de leyes, al menos en general. Lo mismo ocurrirá con aquellos que responden al santafesino Carlos Reutemann y al recientemente electo gobernador de Córdoba, José Manuel de la Sota.

Con este apoyo, más algún otro de los bloques minoritarios «aliados», todo hace indicar que esta vez el Congreso le dará al Ejecutivo el Presupuesto para el próximo ejercicio.

«La estrategia de la oposición fue errada. Por esa razón no queremos repetirla; vamos a apoyar en general el presupuesto», indicó el santafecino Jorge Obeid, en nombre de los otros cinco comprovincianos que integran su bloque.

En tanto, el diputado Roberto Mouilleron, uno de los legisladores que formarán un nuevo bloque junto a Felipe Solá, afirmó que «si el pueblo votó masivamente a favor de Cristina es porque, como oposición, nos equivocamos. Sería un error repetir la actitud cerrada que tuvimos el año pasado con este tema».

El resto de la oposición, en su mayoría, está dispuesta a dar quórum en el recinto, y a los sumo abstenerse a la hora de la votación. Así se lo indicó Ricardo Gil Lavedra, presidente del bloque de la UCR, a Agustín Rossi, el titular del Frente parala Victoriaenla Cámara baja, durante una reunión realizada la semana pasada.

Los puntos que mayor rechazo genera son la pauta inflacionaria del 9%, y la extensión de los denominados «superpoderes». En ese sentido, el sector «más duro», la situación no difiere mucho de lo que ocurrió el año pasado. Los más críticos al Gobierno responden a Eduardo Duhalde, a Alberto Rodríguez Saá y a Francisco de Narváez.

«Queremos facilitar la aprobación, pero no a votarlo a libro cerrado», coinciden Gustavo Ferrari (mano derecha de De Narváez) y Eduardo Amadeo (ex candidato a gobernador bonaerense de Duhalde).

De todas formas, en el oficialismo saben que el escenario se modificó rotundamente después de las elecciones. Por eso, casi nadie duda que el Presupuesto será aprobado.

Infobae

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here