El precio del gas en Europa cayó al mínimo desde el comienzo de la guerra

0
145
El precio del gas natural en Europa disminuyó hoy al menor valor desde que comenzó la guerra entre Rusia y Ucrania, a raíz del clima más cálido y la expectativa de que la exigencia del Kremlin de pagar la energía en rublos no se haga efectiva hasta el próximo mes. El precio del gas neerlandés, tomado como referencia en el mercado, cayó 12% a 84 euros por megavatio hora. Según la agencia Bloomberg, esta es cifra más baja desde el 23 de febrero, día previo a la invasión rusa en Ucrania.

La Unión Europea (UE) recibió fuertes tensiones desde el inicio de la guerra por la alta incidencia de Rusia en el valor del gas: representa casi el 45% de sus importaciones. Además, a esta dependencia se suma la amenaza del Kremlin que tiene como objetivo obligar a los «países hostiles» a pagar en rublos en lugar de hacerlo con dólares o euros, medida considerada como ilegal para la UE.

Según el portavoz del Kremlin, Dimitri Peskov, Europa todavía tiene tiempo para comenzar a pagar con la moneda, ya que la medida entraría en vigencia «en algún momento de mayo». Las declaraciones llevaron tranquilidad debido a que, anteriormente, Rusia había amenazado con implementar esta iniciativa a partir de abril.

Asia, por su parte, ayudó a la estabilización de precios por los confinamientos dispuestos en China a raíz de una nueva explosión de casos de Covid-19. Se trata del peor brote desde el de Wuhan, con un escenario de más de 20.000 casos diarios y dos semas de aislamiento estricto.

Los países de la UE mostraron la intención de disminuir la dependencia energética con Rusia y se encuentran en la búsqueda de fuentes alternativas con otros países importadores como Estados Unidos, Qatar o Argelia. Aun así, se encuentran imposibilitados de hacerlo en lo inmediato por un posible agravamiento en los costos de la energía que junto con los alimentos motorizaron una inflación récord en la región.

«Creemos que importar gas desde el Mar Negro es mejor que comprárselo a Putin», declaró, en este contexto, Mette Frederiksenprimer ministra de Dinamarca, que tiene como objetivo aumentar la producción de gas para ayudar a Europa a reducir sus importaciones con Rusia. Es en este contexto que se acelerará los procesos administrativos y se negociará con las firmas energéticas un aumento en la producción en el Mar del Norte para mantener, al mismo tiempo, las promesas de prohibir el gas y el petróleo en 2050 y de cuadriplicar la producción de fuentes solares y eólicas para 2030.

Dinamarca es el octavo productor de gas en la UE, aunque se espera que su oferta se incremente en un 247% para 2025 (respecto de 2021). De esta manera, el objetivo es superar las necesidades domésticas desde el año próximo, luego de completar los trabajos de reacondicionamiento en Tyra, el campo de condensado de gas más grande del país.

Ámbito

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here