El pueblo Tonocoté estará presente en el Centenario de la ciudad

0
296

En la presentación del programa de festejos del centenario de La Banda, realizado días atrás en el Ministerio de Turismo de la Nación, con la presencia de autoridades nacionales y municipales, se dio a conocer la participación del pueblo Tonocoté en la celebración.

Según se informó éstos estarán presentes en el desfile del 16 de setiembre y sus autoridades participarán en el acto protocolar con sus simbologías (banderas), sus vestimentas, su música y sus producciones artesanales.

Además realizarán un encuentro de identidad y deporte destinado fundamentalmente a los jóvenes que consiste en la realización de un partido de fútbol entre periodistas locales, los folcloristas Peteco Carabajal, los Carabajal, entre otros, integrantes indígenas de distintos pueblos y que además, contará posiblemente con la presencia de los ex jugadores profesionales Miliki Jiménez y Pedro Damián Monzón.

También se llevarán a cabo charlas en colegios e instituciones de la ciudad con el fin de fomentar y transmitir la identidad Tonocoté.

Al respecto la senadora Ana María Corradi manifestó que “el objetivo es construir nuevos espacios de participación e intercambio entre todos sus actores de manera plural y multicultural, es por eso que el centenario de la ciudad de La Banda nos encuentra con un nuevo desafío; dar forma a la consigna nacional y popular de reivindicar los derechos de quienes hasta el momento han sido invisibilizados por nuestra sociedad”.

Antecedente Histórico del pueblo Tonocoté

Los Tonocotés, son un pueblo sedentario que habitó la Mesopotamia santiagueña entre los ríos Salado y Dulce. Los españoles los denominaron Juríes, haciendo referencia a sus prácticas de caza y cría del avestruz (xuri,en lengua tonocoté). La primera denominación de Tonocoté aparece en un documento de 1574.

Son de estatura mediana, cara ancha y nariz mediana que tenían influencia diaguita y con el tiempo tomaron también costumbres andinas.

Los Tonocotés sobresalieron en la alfarería y fabricaron diversos utensilios de cerámica como pucos (especie de platos), urnas funerarias, vasijas, jarras, pipas, ocarinas (instrumentos musicales de viento), silbatos, etcétera, decorados de distintas formas y colores. Eran grabados o pintados con motivos geométricos, zoomorfos (forma de animal), ornitomorfos (forma de aves)o antropomorfos (formas de seres humanos) y con coloración rojiza, negra, blanca y ocre.

Sus mujeres eran grandes hilanderas, desarrollando el tejido en telar, los adornos de plumas, la cestería. Las influencias recibidas por el contacto de diferentes culturas pre-hispánicas, sumadas a las andinas y luego con la colonización, dieron como resultado un sincretismo inmenso, que hizo de la región un lugar rico de elementos culturales y la más grandiosa mitología fantástica, siendo tal vez la primera en variedad y diversidad del país.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here