El "Puma" Rodríguez fue homenajeado en "Gracias por venir"

0
256

Uno de los mejores artistas románticos de los últimos 40 años”. Así definió Juan Alberto Mateyco a José Luis Rodríguez, en un video bienvenida a El Puma al programa Gracias por Venir, que conducen Gerardo Rozín y Julieta Prandi por Telefe.

Luego de cantar el hit Fiesta, haciendo “mover el esqueleto” a todo el estudio, fue agasajado con Usted, interpretado por una sensual Coki Ramírez. El cierre del tema fue con una frase que, a esta altura, es marca registrada del venezolano: “Te vi por la televisión con Tinelli, ¡pero estás más bonita en persona!”. La respuesta de la cordobesa, a través de Twitter, fue: “El Puma, un grosso!!!”.

El primer tema que tocaron en el programa fue qué tiene que tener una mujer para conquistarlo. “Ser femenina. Ultimamente, aprendó a no ver tanto las ‘formas’ sino más bien a la gente por dentro”, explicó, pero no pudo del todo con su genio: “Aunque me gustan las ‘formas bonitas”, tiró.

Luego, recibió el saludo por video de su hija Génesis, que lo definió como “un papá honesto, cariñoso, amigo, y que da consejos” que aún hoy les presta atención. Además, remarcó: “Es bonito que la gente lo ame tanto como lo amo yo”.

Con respecto a su carrera cinematográfica, el venezolano fue sincero: “Hice dos películas tan malas que no quiero dar los nombres para que no las vean”. Y para cerrar el tema, una anécdota para la carcajada. “Llevé a mi mamá al autocine para ver una de mis películas. A medida que la veíamos, nos mirábamos y yo decía: ‘No hice esto’. Luego, para que la gente no me viera, me escondí entre los asientos del auto”.

Más tarde, José Luis recibió el saludo telefónico de Susana Giménez, una amiga de toda la vida del cantante y su madrina de boda. “Hubiera dado todo por tenerla”, confesó El Puma con respecto a la diva. “Desde que vi el ‘shock’ de la publicidad”, agregó. Por su parte, la conductora reconoció: “Era muy buen mozo y dije: ‘quiero conocer a ese negro bombonazo”.

El momento más emotivo de la noche fue el recuerdo de su mamá, que lo crió como “madre y padre a la vez”, según contó el artista, luego de que su papá falleciera cuando él tenía 6 años. “El amor por la madre es como el amor a Dios”, explicó el venezolano entre lágrimas.

Además, recordó que debieron exiliarse en Ecuador por la dictadura y que se mudaban con frecuencia. “Lavé autos, lustré zapatos, hice repartos”, rememoró El Puma con respecto a esas duras épocas. También contó cómo nació su pasión por el canto: “Me la pasaba cantando. Cuando mi mamá me mandaba a ir a buscar los alimentos, muy lejos, volvía cantando por los rieles del tren”.

El cierre, a todo palo con De Punta a Punta, junto con los integrantes de su equipo en La Voz  Argentina, con Ay Diosito Santo y el hitazo Agárrense de las Manos.

DiarioShow

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here