El Reino Unido anunció un paquete de ayuda de USD 20 millones para los damnificados por la destrucción de la represa Kajovka

0
114
Numerosas casas están sumergidas debido a una inundación en Dnipryany, en una zona ocupada por fuerzas rusas en Ucrania, el miércoles 7 de junio de 2023, después de la ruptura de la represa de Kajovka. (AP Foto, Archivo)

El Ministerio de Exteriores del Reino Unido anunció este sábado una nueva partida de 16 millones de libras (20,12 millones de dólares) que sufragará ayuda humanitaria para afectados por la destrucción de la presa ucraniana Nueva Kajovka.

Los fondos contribuirán a auxiliar a 32.000 personas afectadas por las inundaciones, incluidas comunidades que se han visto obligadas a desplazarse, detalló el Foreign Office en un comunicado.

“Nuestros fondos están jugando un papel vital para que los servicios ucranianos y las organizaciones humanitarias evacúen a personas y ayuden a aquellos que lo necesitan”, afirmó el ministro británico de Exteriores, James Cleverly.

“El Reino Unido está liderando el camino para ofrecer apoyo a aquellos que lo necesitan desesperadamente”, agregó el ministro, que subrayó que la nueva partida se suma a los 220 millones de libras (276 millones de dólares) que Londres ya ha dedicado a ayuda humanitaria para Ucrania.

El secretario de Relaciones Exteriores del Reino Unido, James Cleverly.
Gov.ukEl secretario de Relaciones Exteriores del Reino Unido, James Cleverly. Gov.uk

El Gobierno británico ha ofrecido, además, dos barcos de rescate, equipos y medicinas para colaborar con las operaciones de los servicios de emergencias ucranianos.

El OIEA advirtió que crece la presión sobre el dique del estanque para la refrigeración de Zaporizhzhia

El Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) advirtió este viernes de la creciente presión que sufre el dique de protección del estanque de agua para la refrigeración de la planta nuclear de Zaporizhzhia, al sureste de Ucrania.

Tras la voladura de la presa de Kajovka, la fuga masiva de agua del embalse está causando presión sobre el dique en torno al estanque que abastece a la planta con agua para enfriar los reactores que desde hace meses están parados.

Según los inspectores del OIEA presentes en el lugar, el nivel de agua en el embalse baja a un ritmo de unos cinco centímetros por hora y alcanzó los 11,62 metros a las 16.00 GMT, frente a los casi 17 metros de antes de la voladura de la presa el pasado martes.

La central nuclear de Zaporizhzhia desde la orilla del embalse de Kakhovka, cerca de la ciudad de Nikopol, tras la rotura de la presa de Nova Kakhovka, en medio del ataque de Rusia a Ucrania, en la región de Dnipropetrovsk, Ucrania 9 de junio de 2023. REUTERS/ArchivoLa central nuclear de Zaporizhzhia desde la orilla del embalse de Kakhovka, cerca de la ciudad de Nikopol, tras la rotura de la presa de Nova Kakhovka, en medio del ataque de Rusia a Ucrania, en la región de Dnipropetrovsk, Ucrania 9 de junio de 2023. REUTERS/Archivo

Los operadores de la planta estiman que podrán bombear agua del embalse hasta una profundidad de 11 metros y posiblemente incluso por debajo.

Según el director general del OIEA, Rafael Grossi, aún no está claro a qué nivel de agua se estabilizará el embalse.

Eso sí, el estanque junto a la planta y el canal de descarga de la cercana central térmica de Zaporizhzhia están llenos y pueden proveer suficiente agua para varios meses, aseguró el OIEA en su comunicado.

“Aunque no exista una amenaza a corto plazo, el desastre de la presa está causando nuevas e importantes dificultades para la central”, advirtió Grossi.

El director general del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), Rafael Grossi, asiste a una rueda de prensa durante una reunión de la junta de gobernadores del OIEA en Viena, Austria, el 5 de junio de 2023. REUTERS/Leonhard FoegerEl director general del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), Rafael Grossi, asiste a una rueda de prensa durante una reunión de la junta de gobernadores del OIEA en Viena, Austria, el 5 de junio de 2023. REUTERS/Leonhard Foeger

Todo ello sucede “en un momento en que la situación de la seguridad nuclear es ya extremadamente frágil y potencialmente peligrosa durante el conflicto militar”, agregó el jefe de la agencia nuclear de la ONU.

“El aumento de las actividades militares en la zona aumenta nuestra profunda preocupación por la seguridad de la mayor central nuclear de Europa”, concluyó Grossi.

Según los inspectores del OIEA destinados en la planta, en la mañana del viernes se escucharon nuevamente varias explosiones.

(Con información de EFE)

Fuente Infobae

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here