El Senado vuelve a debatir esta semana la Ley sobre el trabajo doméstico

0
142

En la sesión del miércoles, los parlamentarios pondrán a consideración el proyecto de Ley para reglamentar la actividad de los trabajadores de domicilios particulares.

Esa norma fue aprobada por unanimidad en general por el Senado a principios de mayo, pero su debate en particular fue postergado debido a diferencias que existen entre lo aprobado por Diputados y lo que pretende el Senado.

De hecho, en la Cámara alta consideran que el proyecto enviado originalmente por el Poder Ejecutivo contiene ciertos tópicos que no debieron haber sido eliminados en la sanción de Diputados.

Entre otros aspectos, los senadores quieren reescribir en el texto de la norma que a los empleadores de menores de entre 16 y 18 años se les exija que afronten los gastos para que los trabajadores terminen sus estudios.

También se buscará equiparar a las licencias por maternidad y paternidad biológica y adoptiva.

Asimismo, se estudia la posibilidad de que los jornales se paguen mediante otros mecanismos que no sean cheques, a la vez que propuso que aquellos empleadores que no estén inscriptos en Ganancias puedan hacer algún tipo de deducción.

Los artículos que no serían modificados son aquellos que amplían varios derechos, como los de vacaciones pagas, aguinaldo e indemnización por despido, que se duplicará respecto de los niveles actuales. Además, se obligará a los empleadores a contratar un seguro de accidentes.

La iniciativa modifica la Ley de Contrato de Trabajo y establece nuevas condiciones laborales tanto para las empleadas de casas particulares como para aquellas personas que se dedican al cuidado de personas.

Entre otros aspectos, el proyecto limita la jornada laboral a 8 horas diarias, incorpora la licencia por maternidad y amplía el período de vacaciones.

En ese sentido, se establece que las empleadas de casas particulares podrán gozar de una licencia por maternidad de tres meses (comenzando 45 días antes del parto), mientras que el pago del salario correrá por cuenta de la Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses), como ocurre en cualquier otro trabajo en relación de dependencia.

El texto establece que la jornada laboral quedará limitada a 8 horas por día y 48 horas semanales, a diferencia de la ley vigente, que permite hasta 12 horas diarias de trabajo para el personal sin retiro y no dispone límites horarios al personal con retiro.

Una vez que se convierta en ley el proyecto, el empleador podrá establecer una distribución desigual de las 48 horas de trabajo semanales, pero sin que ninguna jornada exceda las 9 horas.

La norma establece además un descanso semanal mínimo de 35 horas, a partir del sábado entre las 13 y las 16, mientras que la cantidad de días de vacaciones también se va a equiparar a lo que establece la ley de contrato de trabajo, con 14 días por año que van aumentando según la antigüedad.

Según ese régimen, el período de descanso anual llega a los 35 días una vez que se cumplen veinte años de servicio.

De acuerdo con el texto, las empleadas de casas particulares tendrán la misma cantidad de días de licencia por enfermedad; además, el empleador deberá contratar un seguro de riesgos de trabajo, y la indemnización por despido se duplicará (hoy es de medio mes de sueldo por cada año de antigüedad).

La iniciativa, que prohíbe además el trabajo a menores de 16 años se aplicará en todos los casos (hasta ahora cubre sólo a quienes trabajan más de 4 horas por día, 4 veces por semana) e incluye a niñeras y a quienes cuiden adultos o discapacitados sin conocimientos profesionales.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here