El suelo santiagueño dejó de ser una zona libre de picudo

0
152

Especialistas disertaron sobre la situación de la plaga en la región algodonera Chaco-Santiago y alertaron que el suelo santiagueño dejó de ser una zona libre de picudo y hay que tomar nuevas medidas para combatirlo. La reunión se desarrolló en el salón de la Sociedad Rural de Quimilí en el marco de la III Jornada de Planificación Agropecuaria. 

El encuentro estuvo organizado por el Ministerio de la Producción a través de la Agencia de Desarrollo Regional de Quimilí y en la oportunidad participaron el ministro de la Producción Luís Gelid, miembros del INTA, SENASA, UNSE, productores, entre otros. 

Durante la disertación, los ingenieros Blanco y González alertaron que el suelo santiagueño dejó de ser una zona libre de picudo y que se deben tomar nuevas medidas para combatirlo. 

Gustavo Blanco expresó: “Santiago aporta el 15% (120.000 has) de la producción algodonera del país, una cantidad más que importante y hay que estar atentos. No es sencillo combatir al picudo pero la primera medida es no desmotar, bajo ninguna circunstancia, algodón proveniente del Chaco”. 

Otro de los temas analizados fue: “Conociendo al picudo- Manejo de lotes con picudo”, a cargo de los ingenieros Mario Mondino y Oscar Peterlin, quienes se encargaron de advertir a los productores que esta no es una plaga como a las que están acostumbrados. La catalogaron de “Evasiva y peligrosa” y no deja margen para el error. 

“El picudo es difícil hasta para su predador ya que pasa más de la mitad de su vida protegido. Además tiene un ciclo de vida corto (20 días) y provoca un doble daño en la planta que ataca por alimentación y ovoposición lo que lo vuelve más que un simple dolor de cabeza. Tenemos las herramientas, si no nos dejamos estar, saldremos adelante”, señaló Mondino.

La última disertante fue la ingeniera Diana Piedra que habló sobre el mercado y comercialización del algodón.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here