El triste récord de Brasil: más de un muerto por minuto por Covid-19

0
317

Las cifras de la pandemia de Covid-19 en Brasil son cada día peores. Desde el 19 de mayo, el gigante sudamericano ya ha registrado 10 días con más de 1.000 muertos cada 24 horas. Sin embargo, el balance de este jueves marcó otro triste récord: 1.473 fallecimientos, lo que representa más de una muerte por minuto. La dramática marca se produjo exactamente 100 días después de detectado el primer caso de nuevo coronavirus en ese país, el pasado 25 de febrero.

Por segunda noche consecutiva, el ministerio de Salud brasileño demoró la difusión de los datos de la jornada hasta las 22 del jueves, una vez que concluyó la transmisión del noticiero nocturno. Fue el tercer día seguido en que se impone un nuevo récord de muertes diarias por coronavirus en el país. Con los nuevos 1.473 fallecidos, Brasil cruzó la marca de 34 mil decesos por Covid-19 y superó a Italia, que fue, en su momento, el epicentro de la pandemia. Así, se convirtió en el tercer país en el ranking de muertos por la enfermedad, solo superado por Estados Unidos (110.329) y Reino Unido (40.261).

En la última semana, Brasil, que registró su primer diagnóstico el 25 de febrero y su primera muerte por Covid-19 el 16 de marzo, fue superando uno a uno a los países que marcaron la emergencia de la crisis, inclusive a España y Francia, y camina a superar también a Reino Unido, destacó ayer el diario Folha de S. Paulo.

Para graficar la magnitud del nuevo récord diario de muertos en Brasil, el periódico paulista destacó en su portada de hoy un resumen de la noticia cuya lectura toma un minuto. “Cuando usted lea este texto, más de un brasileño murió a causa del coronavirus”, recuerda al término de la nota. Asimismo, la versión online de Folha reemplazó temporalmente su fondo blanco por uno negro en conmemoración de las víctimas.

“A diferencia de los demás países con gran número de casos, sin embargo, Brasil aún no comenzó a aplanar la curva de diseminación de la enfermedad. O sea, el peak de casos, cuando ellos llegan a su auge para entonces comenzar a retroceder, no fue alcanzado, lo que indica que la situación va a empeorar en las próximas semanas”, advirtió Folha de S. Paulo.

 

Esta semana, según una investigación del diario paulista, al menos cinco estados brasileños tenían más del 90% de sus camas UTI para pacientes con coronavirus ocupadas. Con 618 mil casos de Covid-19 a nivel nacional, el estado de Sao Paulo concentra los contagios: ahora son 129.200 personas infectadas y 8.560 muertos. Con 60.932 contagios, Río de Janeiro es el segundo estado con más fallecidos: 6.327. A continuación, en total de muertos, aparecen Ceará (3.813), Pará (3.416) y Pernambuco (3.134).

Polémica por fosas comunes

En medio de este escenario, el diario O Estado de S. Paulo informó hoy que la Agencia Brasileña de Inteligencia (Abin) alertó al Palacio de Planalto y a los ministros sobre el caos en los cementerios del país y la falta de espacios de entierro, causados por el aumento de las muertes por Covid-19. Aun así, el Presidente Jair Bolsonaro acusó a los gerentes de hacer «terrorismo» cuando buscaban nuevos espacios para tumbas y calificó de «mierda» al alcalde de Manaos, Arthur Virgílio Neto, por abrir fosas comunes.

En informes sobre la pandemia que suman cerca de 950 páginas, con fechas del 27 de abril al 13 de mayo, obtenidas exclusivamente por O Estado de S. Paulo, la Abin muestra la desesperación de las familias que no encuentran a parientes muertos en entierros precarios en Manaos. «Las familias relatan la desaparición temporal de los cuerpos de parientes que murieron en la red de salud pública. En el cementerio público Nossa Senhora Aparecida, la alcaldía informó que los cuerpos serán enterrados en fosas comunes, apilados de tres a tres», apuntó la agencia en un documento con fecha 29 de abril.

A principios de abril, apunta el diario paulista, Bolsonaro calificó de “terrorismo” la apertura de docenas de tumbas poco profundas en el cementerio de Vila Formosa, en la zona este de Sao Paulo. En una reunión ministerial el 22 de abril, el mandatario llamó “mierda al alcalde de Manaos por abrir fosas comunes. “Se aprovecharon del virus, hay una mierda de alcalde allí en Manaos, ahora, abriendo tumbas colectivas. Una mierda”, dijo.

LA TERCERA 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here