En la marcha por el Día de la Memoria, el kirchnerismo pide la libertad de sus presos «políticos»

0
211

Las esposas del ex vicepresidente de la Nación, Amado Boudou, y del ex ministro de Planificación, Julio De Vido, que se encuentran detenidos en las cárceles de Ezeiza y Marcos Paz respectivamente, reclamaron la liberación de sus maridos durante la marcha por un nuevo aniversario del último golpe de Estado.

Mónica García de la Fuente y Alessandra Minnicelli encabezaron una columna junto a una bandera con la leyenda: «Con presos políticos no hay democracia». Además, llevaban las fotos de sus esposos con inscripciones reclamando libertad para ambos y considerándolos presos políticos.

Julio De Vido está detenido desde el 25 de octubre de 2017, cuando se entregó en los tribunales federalesz de Comodoro Py, minutos después de que la Cámara de Diputados resolviera quitarle los fueros que le otorgaban inmunidad.

En el momento que quedó preso, De Vido tenía dos pedidos de detención: uno por la causa en la que se lo procesó con prisión preventiva por la compra de buques de gas natural licuado; la segunda, por manejos irregulares en la mina de Río Turbio.

En la primera de las dos, De Vido está acusado de haber participado en una «maniobra defraudatoria llevada a cabo en el marco de la importación de gas natural licuado realizada durante los años 2008 a 2015 por el Ministerio de Planificación Federal», según indica el fallo del juez Claudio Bonadio.

Por otro lado, en la investigación en torno a los desmanejos de la mina de Río Turbio, el ex Ministro está acusado por la malversación de fondos públicos para distintas obras en esa localidad de Santa Cruz de unos $26.000 millones entre los años 2006 y 2016; además, se calcula que hubo un desvío de $265 millones hacia otros fines de los previstos.

El ex ministro de Economía volvió a ser detenido el 19 de febrero de 2019, luego de un fallo de la Cámara Federal de Casación Penal que decidió revocar la excarcelación que le había permitido salir de prisión el 11 de diciembre pasado.

Boudou se encuentra detenido como consecuencia de la condena a cinco años y 10 meses de prisión en el caso Ciccone. El 7 de agosto de 2018 el Tribunal Oral Federal 4 condenó al ex vicepresidente al encontrarlo culpable de los delitos de cohecho y negociaciones incompatibles con la función pública en la causa por la venta de la calcográfica ex Ciccone.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here