En Santa Fe, hay un pueblo que se quedó sin cementerio

0
136

Crédito foto: www.lacapital.com.ar

De ahora en adelante, el Rabón es un lugar donde la gente no tiene dónde enterrar a sus muertos

. Es una situación inédita en los 128 años de El Rabón, un paraje fundado por la empresa británica La Forestal.

Esto se da porque la empresa dueña de los terrenos en los que se asienta el poblado cerró con candado las puertas del lugar y prohibió a los lugareños que continuaran enterrando allí a sus muertos, aunque, eso sí, permite que pasen a visitar las tumbas existentes.

El pueblo, con una población que no supera las 2.000 personas, se ubica en el cruce de la ruta nacional 11 y el camino que lleva a la localidad de Paranacito.

Según informa La Capital de Rosario, la situación salió a la luz a raíz de un trágico accidente ocurrido el pasado viernes por la tarde en la ruta nacional 11, en jurisdicción de la cercana localidad chaqueña de Basail, hecho en el que murieron los cuatro miembros de una familia de trabajadores rurales oriunda de El Rabón y cuyos restos debieron ser depositados en el cementerio de una localidad cercana.

Los antiguos dueños de la estancia y propietarios de dos ingenios azucareros habían cedido los terrenos sin documento alguno y verbalmente.

Sin embargo, los dueños actuales de esta explotación de aproximadamente 8.000 hectáreas han cambiado de parecer. Marcelo Vallejos, secretario comunal de El Rabón, explicó que los lugareños ahora deben «trasladarse 20 kilómetros, hasta la vecina Florencia, para enterrar a sus muertos».

«Nos dijeron que los muertos están ahí y que se puede ir a visitarlos, pero no se pueden enterrar más a nadie. Por lo tanto, la comuna está buscando medios para contar con un terreno para enterrar a los fallecidos», expresó Vallejos.

Fuente: Infobae

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here