Encontraron muerto a un nene en medio de las inundaciones en el Litoral

0
152

El niño había desaparecido en la mañana del martes en la ciudad de Villa Gobernador Gálvez y, según confirmó Bomberos Voluntarios, el cadáver fue hallado por los rescatistas pasadas las 19 horas del jueves, «en un sector del arroyo Saladillo, en inmediaciones del frigorífico Swift, casi en la desembocadura del río Paraná».

Si bien sospechan que podría haberse ahogado por accidente, al caer al agua, el cuerpo de Elías fue trasladado al Instituto Médico Legal de Rosario, donde este viernes le será practicada una autopsia. El nene habría sido arrastrado por el agua, cuyo nivel se incrementó debido a las últimas lluvias registradas en la región.

Según había dicho la mamá, Elías padecía trastornos auditivos y solía jugar en los terrenos que rodean su casa, ubicada a 400 metros del arroyo. Durante dos días se montó un operativo especial en toda la zona con la participación de unos 70 efectivos de la Policía Científica, de Rastros, perros rastreadores, personal de la Prefectura Naval con buzos tácticos y Bomberos Voluntarios de Villa Gobernador Gálvez.

«Es un chico inquieto, andaba de un lado para otro, corría mucho y tal vez pudo haber caminado esa distancia que separa a la casa del arroyo», le había dicho a los bomberos, pocas horas antes del hallazgo del cuerpo del nene, su padre, Juan Villanueva.

Desde el cuerpo de Bomberos, se sostiene que la principal hipótesis es que el nene, «se había caído a las aguas del arroyo Saladillo». Ayer, pasadas las 19, y cuando los rescatistas se aprestaban a suspender la búsqueda por falta de luz natural, el chico fue hallado flotando en el arroyo.

«Rescatistas encontraron sin vida a Elias Falcón, a orillas del Arroyo Saladillo. La peor noticia. Mi sentido pésame a sus seres queridos», escribió en Twitter el ministro de Seguridad de Santa Fe, Maximiliano Pullaro, que participó de la búsqueda ante la conmoción que generó la noticia de la desaparición.

Intervino la fiscal de homicidios culposos de Rosario, Mariana Prunotto, quien se hizo presente en el lugar, junto a integrantes del Gabinete Criminalístico, la Policía Científica y de Rastros.

En la ciudad santafesina de Ceres, a unos 445 kilómetros al noroeste de Rosario, sigue la búsqueda de Maximiliano Javier Sosa, de 3 años, que desapareció el lunes en momentos en que su madre se encontraba internada para dar a luz a un hermanito.

El niño había quedado a cargo de una tía de 15 años, quien advirtió tardíamente la ausencia del menor porque creía que estaba jugando en la casa de un amigo. La Junta de Protección Civil de la municipalidad de Ceres dispuso ofrecer una recompensa de 50 mil pesos a quien aporte información sobre el paradero de Maximiliano.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here