"Estamos mejor preparados que nunca para enfrentar un mundo difícil", afirmó la Presidenta

0
115

Así lo afirmó al encabezar el acto central del 228 aniversario de la fundación de la ciudad entrerriana de Gualeguaychú.

«Hoy podemos decirles a los argentinos que en un mundo que se derrumba estrepitosamente e insiste en aplicar las mismas recetas que nos aplicaron a nosotros y nos llevaron a la implosión en el 2001, que los argentinos estamos mejor preparados que nunca para enfrentar un mundo difícil, complejo y de crisis», sostuvo la Presidenta.

En este marco, la mandataria pidió que «no apliquen» para solucionar la crisis internacional «las recetas que usaron para la Argentina». «Cambien de médico, cambien de remedio», dijo, al tiempo que preguntó: «¿Qué nos pasaría si este nivel de crisis mundial nos hubiera agarrado en la situación que estábamos en 2003 o durante los 90?”.

En ese marco, renovó su compromiso de «seguir sosteniendo este camino de industrialización y de valor agregado».

«Quiero decirles a los entrerrianos y a todos los argentinos que siempre cuenten con esta mujer como Presidenta para seguir trabajando por la Argentina, por la Patria, por todos los argentinos y por el futuro de todos», expresó.

En otro tramo del mensaje, la jefa de Estado volvió a pedir al Congreso nacional el tratamiento del proyecto de ley que busca poner un límite a la venta de tierras a propietarios extranjeros.

«Debemos cuidar los recursos naturales y las materias primas. Por eso, vuelvo a pedir el tratamiento del proyecto de ley para que la tierra sea considerada un recurso estratégico y haya un límite para la venta al extranjero», aseveró la mandataria.

Cristina sostuvo además que hoy la Argentina es «un país sustancialmente diferente» al del 2003, como consecuencia de la «federalización de las políticas y los recursos» de todas las regiones del país.

«La Argentina es un país sustancialmente diferente, porque no sólo se han federalizado los discursos, sino las políticas y los recursos para promover el desarrollo armónico en todas las regiones del país», dijo.

Al recordar la figura de Néstor Kirchner, Cristina señaló que el ex presidente «tuvo la valentía de seguir adelante para poner las bases fundamentales de un país que espero que sea mejor del que nosotros recibos».

«Kirchner parecía un hombre que luchaba contra los molinos de viento, pero lo que importa es ver los resultados de las políticas aplicadas desde 2003 y qué hubiera pasado si no hubiera tenido él la entereza de afrontar todas la criticas que no eran políticas sino hasta personales», afirmó.

Por último, llamó a todos los argentinos a «asumir el compromiso de superar debates estériles» que «lleven beneficio para todos y señaló que ayer, durante una reunión que mantuvo con dirigentes de Coninagro, les pidió «entender que un presidente debe gobernar para cuarenta millones de argentinos y articular los intereses de todos».

En ese marco, afirmó que «la clave (de las crisis) fue que en 200 años, quienes más tenían no habían entendido que era necesario generar un proyecto político que involucrara a los que menos tenían».

«Eso ha sido lo que ha causado mayores divisiones» en el país, indicó la presidenta y añadió que «por eso tenemos que entender la responsabilidad que tenemos todos los dirigentes de generar fuentes de entendimiento, para debatir los problemas con propuestas factibles».

Participaron del acto, que se realizó frente a la plaza Colón, el gobernador de Entre Ríos, Sergio Urribarri; el intendente municipal, Juan José Bahillo; el secretario general de la Presidencia, Oscar Parrilli, y los senadores Guillermo Guastavino y Blanca Osuna.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here