Este 8 de setiembre se conmemora el Día Internacional de la Alfabetización

0
157

Por la licenciada Lurdes María Rosa Pécora

El día 8 de septiembre ha sido elegido como Día internacional de la Alfabetización por la ONU a partir del año 1967, ya que se ha considerado como una de las actividades que más contribuyen al desarrollo de la comunidad internacional y en la calidad de vida de las personas.

El tema de la alfabetización reviste una gran importancia para el ámbito educativo teniendo en cuenta que nuestros niños en edad escolar tienen muchas dificultades en el aprendizaje de la lecto-escritura.

Es justamente uno de los indicadores más citados como conflictiva de aprendizaje en los primeros años de la escolaridad primaria.

El aprendizaje de la lecto escritura no es un proceso matemático b más a es ba , sino más bien un proceso subjetivo en el que se ponen en juego los saberes previos de los niños en relación a eso que es escribir o leer y a la intervención inteligente e intuitiva de un docente alfabetizador que comprende las elaboraciones de los niños:

Hay que tener en cuenta que el educando pasa por diferentes etapas en las que va cometiendo errores constructivos que responden a sus hipótesis acerca de lo que esto significa. Los especialistas dicen que el niño realiza el mismo proceso de creación del lenguaje escrito que realizaron los investigadores que lo inventaron en su origen. .

La primera etapa es la presilabica donde sólo fluye el grafismo, que pueden ser letras pero que también son otros tipos de dibujos que utiliza arbitrariamente y con ciertas hipótesis; ej: para que diga algo las letras deben ser diferentes: si escribo hormiga es palabra pequeña porque la hormiga es pequeña y si escribo tren es grande porque el tren es grande.

Aún no hay conexión fonema grafema por lo tanto sus escritos no tienen logicidad.

La segunda etapa: Silábica logran la conexión fonema grafema y comprenden que a cada sonido le corresponde un grafismo y por consiguiente para que diga eso tiene que estar esa letra. Pero aún no logra una concepción alfabética sino silábica y coloca una letra por silaba y generalmente son las vocales. Las producciones de los niños tienen entonces muchas omisiones y por lo tanto algunos docentes opinan que son disléxicos o que tienen serios trastornos en el aprendizaje.

La tercera etapa es una transición silábica alfabetica donde comprende que para cada silaba hay dos o mas letras y comienza a escribir la silaba completa, pero cuando las palabras son largas o silabas compuestas aún hace omisiones.

La última etapa es la que continua para toda la vida y es la Alfabética y coloca todas las letras de las palabras pero comete otros errores en construcción:

Errores ortográficos

Hiper o hipo segmentación (separa demasiado las silabas de la palabra o no separa y escribe todo junto)

Segmentación no convencional (separa en lugares que no corresponde)

SUGERENCIAS PARA EL DOCENTE DE LOS PRIMEROS AÑOS

El docente debe conocer con precisión el proceso que sigue cada niño al aprender a leer y a escribir .

El niño va elaborando hipótesis sobre este objeto de conocimiento que al principio son mas precarias y que determinan ciertos errores que responden al nivel en que se encuentra.

Cuando comprende su error reformula sus hipótesis, el reinventa el lenguaje escrito en su interior. Es conveniente estar atento a estas conceptualizaciones y no realizar señalamientos negativos que pudieran frustrarlo o bloquear su aprendizaje

Algo sumamente importante para la alfabetización es la conexión fonema grafema que significa que el niño ha comprendido que a cada sonido le corresponde un grafismo o letra y que escribir no se trata solo de combinar letras o dibujos sin sentido.

El docente debe imprimir a sus clases motivación que se logra con un tono de voz que sea atrapante pero con intensidad normal los niños muchas veces expresan que sus docentes gritan mucho, esto no es conveniente ni para los aprendices ni para el profesional que pone en riesgo su voz.

Siempre que sea posible comprometer a los padres en el proceso explicándoles como pueden ayudar a los hijos y no solo como sancionadores.

El maestro en los primeros años debe ser capaz de establecer vínculos emocionales con los pequeños porque puede llegar a suceder sea la referencia afectiva positva mas importante para ellos, teniendo en cuenta que muchos llegan de hogares muy conflicitos.

Por otro lado una buena experiencia al iniciar el ciclo primario lo predispone favorablemente para los siguientes.

Hay alumnos que nos necesitan más que otros y justamente son aquellos que menos atracción sentimos porque pueden ser agresivos o denotar mucha dificultad,  pero en ellos nuestra intervención es decisiva y única.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here