Falleció un disidente cubano luego de permanecer 50 días en huelga de hambre

0
154

Villar dejó de ingerir alimentos en protesta por la condena de cuatro años de prisión que le impuso el 24 de noviembre un tribunal cubano, lo que deterioró su salud y derivó en su muerte este jueves hacia las 18:45 locales (23:45 GMT), informó el activista opositor Elizardo Sánchez.

Sánchez, quien dirige la ilegal Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional, señaló que Villar pasó varios días en «estado crítico», en una sala de cuidados intensivos del Hospital Clínico Quirúrgico de Santiago de Cuba, 900 km al sureste de La Habana, donde había sido recientemente hospitalizado.

«Él fue trasladado al hospital después de unos 50 días en huelga de hambre», reveló el activista. «La Comisión considera que toda la responsabilidad moral, política y jurídica en relación con la muerte de Wilmar, recae en el gobierno de Cuba, pues él se encontraba bajo la custodia de las autoridades», añadió Sánchez, al subrayar que se trataba de una «muerte evitable».

Las autoridades cubanas no han informado sobre este caso, pero en un hecho inusual el bloguero oficialista Yohandry, habitualmente bien informado sobre lo que acontece en la isla, escribió en su blog (www.yohandry.com) que Villar «murió a causa de un fallo multiorgánico por sepsis generalizada».

Se trata del segundo preso político que muere en huelga de hambre desde 2003, cuando falleció en un hospital de La Habana Orlando Zapata, de 42 años, considerado «prisionero de conciencia» por la organización de derechos humanos Aministía Internacional, tras un ayuno de 85 días.

Fariñas y otros dos opositores detenidos

El periodista independiente Guillermo Fariñas está detenido desde el martes en una prisión de la ciudad cubana de Santa Clara (centro), junto a otros dos opositores, sin ingerir alimentos ni los medicamentos que necesita para las dolencias que padece a consecuencia de las huelgas de hambre que ha realizado, confirmaron a Europa Press fuentes de la disidencia en la isla.

Fariñas fue apresado el pasado martes junto a Ángel Moya, un ex prisionero de la llamada Primavera Negra de 2003, y el activista Jorge Luis Artiles, después de realizar unas diligencias en la Fiscalía en favor de la dama de blanco Yazmín Conyeo y su esposo, quienes fueron arrestados el 8 de enero en esa localidad.

«Como no les dieron la atención que necesitaron, salieron a protestar y a pedir justicia, y fue entonces cuando los detuvieron a todos», explicó Berta Soler, vocera de las Damas de Blanco.

Desde entonces, ninguno de los tres ha ingerido alimentos ni líquidos, siguiendo la»costumbre» de no alimentarse «mientras se encuentren detenidos en el recinto policial», señaló Alicia Hernández, madre de Fariñas. «No podemos decir que es una huelga de hambre oficial porque esa es la técnica que ellos siguen en estos casos», declaró desde Santa Clara.

Fariñas pidió a su madre que no le llevara la medicación que necesita para las dolencias que le aquejan a consecuencia de la veintena de huelgas de hambre que ha realizado en contra del gobierno de Raúl Castro. Según Hernández, el periodista independiente se está tratando contra la epilepsia, un trombo en el cuello, una polineuropatia nutricional y está tomando antibióticos por una afección respiratoria que padece desde hace unos días.

Esta es la cuarta ocasión en lo que va del año en que la policía política cubana arresta a Fariñas, premio Sajarov 2010 del Parlamento Europeo por la defensa de los Derechos Humanos. Las detenciones anteriores se han extendido como máximo unas 24 horas, «pero esta ha sido la más larga y eso nos preocupa», ha expresado su madre.

Por su parte, Ángel Moya fue excarcelado en 2011 después de ocho años de prisión, en el marco del acuerdo alcanzado por la Iglesia Católica y el Gobierno de Castro –en el que España participó como mediador– que permitió la liberación de más de un centenar de presos, la mayoría de los cuales vive en el exilio.

Algunas versiones apuntan que Moya habría sido trasladado en las últimas horas de la sede policial de Santa Clara a La Habana, donde reside con su familia. Pero esta información aún no ha sido confirmada, comentó Soler.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here