Felisa Martínez de Najarro, docente sobresaliente de la educación bandeña

0
783

Por Miguel Coria. Especial para LA BANDA DIARIO

Bajo una idea conjunta con los editores de este portal de noticias decidimos ir al rescate de hombres y mujeres que desde su lugar han tenido una actuación destacada en la sociedad, en la docencia, política, cultura y en muchos otros ámbitos prefiriendo el anonimato dentro de un pueblo plagado de nombres que mucho hicieron, desde nuestros albores, por el engrandecimiento de la ciudad.

Creemos que merecen recuperarlos, salvar del olvido su trabajo que fue sin duda alguna, una entrega total en beneficio de acrecentar y realzar la historia de nuestra ciudad de La Banda. Es por ello que hoy empezaremos a redimir una parte de sus vidas dedicada a su constante trabajo y vocación.

Felisa Martínez de Najarro

La Srta. Felicita o simplemente la Sra. Feli, es una docente prominente y sobresaliente que recuerda la educación en La Banda.

Nacida en la provincia de Buenos Aires, siendo muy niña se afinco a esta tierra donde realizó una amplia trayectoria en la docencia en la provincia. Ello ha sido y es su vocación.

Cursó sus estudios primarios y secundarios en la Escuela Normal José Benjamín Gorostiaga donde se recibió de maestra con medalla de oro en el año 1954; por ello fue elegida e invitada por el Gobierno Nacional, junto a los mejores promedios del país, para realizar un viaje a la ciudad de Bariloche, como premio a su sobresaliente dedicación al estudio.

Era tanto su deseo de enseñar y ser maestra, que sin tener la edad para ingresar a la escuela primaria, a través de un familiar docente en la Escuela Nacional 446 y con autorización de la directora del establecimiento -Sra. De Barraza, nos cuenta-
entró como oyente en el primer grado.

Su titulo lo estrenó en distintas escuelas del interior provincial. Establecimientos
del paraje Tramo 26, las ciudades de Beltrán y Forres la tuvieron como docente
hasta su traslado a la Escuela Amadeo Jaques de La Banda (la primera Escuela
pública que guarda la historia) cuando el edificio escolar estaba ubicado sobre calle Avellaneda.

Tres décadas fue docente en la prestigiosa “Amadeo”. Allí vio pasar a miles de niños y niñas que hasta hoy la recuerdan. Cuando sus ex alumnos la encuentran en algún lugar evocan su dedicación, sus consejos y la forma de llevar adelante su vocación. La Sra. Felisa recuerda con pasión su paso por ese establecimiento.

Rememora las fiestas patrias, las formas de organizarlas, e inmediatamente recurre a
consejos para las nuevas generaciones de docentes: “elijan los libros”, porque el docente de este nuevo milenio posee muchas herramientas que la globalización y la evolución de las comunicaciones les brinda. Mi consejo-nos dice- es volver a las fuentes si dejar de mirar el presente. El docente cumple un papel importantísimo en la vida del niño y la escuela; allí el niño se enfrenta con los mejores consejos y aprendizaje que seguramente les va a servir para su vida, y los maestros allí tenemos que estar en la advertencia y la enseñanza.

En el año 2004 la Sra. Felisa de Najarro, se retiro de la docencia activa cuando cumplía funciones en el Colegio Mater Dei de nuestra ciudad. Pero su pasión no termino allí. Una jubilación no iba a acabar con su entusiasmo. Hasta hoy prepara y recibe alumnos en su casa.

Además, la Sra. Felisa llevó adelante un hogar; crió a sus hijos a quienes atendió
con una gran dedicación y hoy son su orgullo junto a sus nietos y bisnietos.

Es una docente incansable. También debemos mencionar su paso por la docencia en
escuelas de capacitación. Fue maestra de adultos por veinticinco años en la Escuela de
Capacitación del barrio Río Dulce y directora de la Escuela de Capacitación para
Adultos del barrio Agua Y Energía que por iniciativa de ella lleva el nombre de Dalmiro
Coronel Lugones.

Felisa Martínez de Najarro es una mujer bandeña y docente incansable.

Una notable personalidad de nuestra ciudad. Su trabajo silencioso en favor de la educación la ubica en un lugar ganado a fuerza de trabajo y servicio. Nunca debemos olvidar ello.

Nunca debemos dejar de reconocer a estos nombres que tanto hicieron  por el resultado final de un pueblo que ama sus raíces y que respeta a esas personalidades que sigilosamente hicieron mucho por la construcción de la identidad bandeña.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here